domingo, 22 de mayo de 2016

Un purgatorio eterno para 'El 'Chapo'

Interior de una de las celdas donde podría recluirse 'El Chapo' Guzmán.POLARIS

Florence ADX, Penal de máxima seguridad estadounidense

En un informe de 2014, Amnistía Internacional denunciaba que en la prisión Florence ADX se sometía a los reos a tratos degradantes y crueles.

Esta cárcel, por la que han pasado algunos culpables del 11S, ha sido criticada por aislamientos prolongados y uso indiscriminado de la fuerza

Por JAVIER BRANDOLI - Ciudad de México


Quizá la frase más celebre de México sea aquella que usaba el dictador Porfirio Díaz: "Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos". Eso debe estar pensando en este momento el narcotraficante Joaquín Loera -El 'Chapo' Guzmán-, al que la posibilidad de pasar el resto de su vida en una cárcel de máxima seguridad 'gringa' le aleja algo de Dios y, a tenor de las condiciones de seguridad que allí se viven, le acerca un poco al infierno.

Mientras el abogado del narco asegura que se interpondrán amparos hasta en Cortes Internacionales y que la extradición podría esperar aún entre 1 y 5 años, algo que la Fiscalía mexicana confirmó a EL MUNDO que cree que pasará antes de que acabe el verano, el Chapo debe prepararse mentalmente para unascondiciones de encierro muy duras para posiblemente el resto de su vida.

Otros grandes capos mexicanos extraditados ya saben que en el país vecino "más que comer hamburguesas", como resumió el líder del Cartel de Sinaloa su trasladado a Estados Unidos, se vive un férreo castigo. En un informe de 2014, Amnistía Internacional (AI) resumía el posible penal de máxima seguridad en el que se podría recluir de por vida al Chapo así: "La cruel y deshumanizadora práctica estadounidense de mantener a los presos recluidos en régimen de aislamiento prolongado en la única prisión federal de supermáxima seguridad del país constituye trato o pena cruel, inhumano o degradante, y viola el derecho internacional".

La ONG se refiere en su informe al penal de Florence ADX, mencionado por algunos como "una versión más limpia del infierno", la única cárcel estadounidense federal de súpermáxima seguridad con capacidad para 490 reclusos y en la que están o han estado recluidos algunos de los más importantes criminales del país entre los que se encuentran participantes en el 11-S como Zacarías Moussaoui o el ejecutado autor de la bomba de Oklahoma que mató 168 personas, Timothy Mc Veigh.

También cuenta o ha contado entre sus muros con otros narcos mexicanos extraditados como Osiel Cárdenas, fundador y líder del Cártel del Golfo que cumple 25 años de condena; Francisco Javier Arellano Félix, líder del cártel Arellano Félix de Tijuana sentenciado a cadena perpetua o Héctor el "Güero" Palma, uno de los despiadados cabecillas del cártel de Sinaloa junto al propio Chapo y que pronto podría recuperar la libertad.


Una ranura en la pared para ver más ladrillos

En todo caso, el hecho de que algunos de sus amigos y enemigos mexicanos estén en las posibles mismas rejas que le esperan a Joaquín Loera (podría ser encarcelado en otro penal de máxima seguridad, pero sus condiciones de condena y aislamiento no variarían mucho), no le hará al narco tener algo más de compañía: "La mayoría de los presos permanecen recluidos en celdas con paredes sólidas y una cámara con barrotes, tipo compartimento estanco, entre ellos y una puerta de metal macizo, para asegurar que no tienen contacto con otros presos. En la pared hay una única ventana, en forma de ranura, que les permite ver un trozo de cielo o una pared de ladrillos. Los muebles de las celdas son de cemento moldeado y consisten en un catre, una mesa y un taburete fijos al suelo o a la pared, así como una ducha y un retrete. Las comidas y las duchas tienen lugar dentro de las celdas , y las consultas médicas, incluidas las de salud mental, se realizan a menudo por teleconferencia", asegura el informe de AI.

Ese será el reducido espacio en el que viviría El Chapo. No gozará prácticamente de ninguna visita ni conversación telefónica, ya que el auricular se considera peligroso, y hasta los médicos hablan por videoconferencia o desde la puerta de la celda con los presos.


"Era aterrador"

"Cuando volvieron a ponerme en una celda de aislamiento pensé que poseía algunas técnicas de supervivencia que otra gente a mi alrededor no tenía y sabía cuándo iba a salir, pero, aun así, era aterrador. Muchos no lo resistieron: se suicidaron o se volvieron locos. Pasaba hambre y tenía frío", explica Steve, uno de los testimonios que recoge el informe de AI y que señala también el caso de un preso que se ahorcó en su celda tras llevar más de una década en Florence ADX sin recibir tratamiento médico siquiátrico adecuado pese a los "evidentes signos de psicosis del recluso".

El New York Times también realizó en 2015 un reportaje sobre las duras condiciones del penal en la que la mayoría de presos afortunados pasan 23 horas al día encerrados y salen a dar solos un paseo en un mínimo patio interior encadenados y vigilados por dos guardas durante 60 minutos (otros no salen nunca de su celda). "Otros presos en mi pabellón gritaban y golpeaban las puertas durante horas. A mí me retiraron el medicamento de trastorno bipolar argumentando que en esa prisión no dan drogas para sentirse bien", explicaba Rodney Jones, un ex recluso, al rotativo estadounidense.

Por último, todos los testimonios e informes señalan que se hace también un uso indiscriminado de la fuerza para mantener el orden. Rodney contó que la falta de su medicamento provocó que se realizara cortes en brazos y piernas y acabara atado de piernas y brazos a una cama que cuenta ya de serie con argollas para "sujetar" a los presos.

El Chapo ya ha vivido en su tercera reclusión en México, tras ser capturado en enero, algunas de esas condiciones de encarcelamiento, pero tenía más opciones de visitas de sus abogados y familiares de las que parece que gozará en EEUU y probablemente sentirá que como Don Porfirio, en Estados Unidos, se aleja algo más de Dios.

No hay comentarios: