martes, 14 de junio de 2016

El Congreso retira el fuero a la diputada y supuesta amante de El Chapo

La diputada local Lucero Guadalupe Sánchez López. FACEBOOK

El Parlamento abre las puertas a que se investigue a Lucero Sánchez por su presunta visita a Guzmán Loera en la cárcel


Por J. M. AHRENS - México

Lucero Guadalupe Sánchez López, de 25 años, es desde ayer otra mujer marcada por El Chapo. Con 414 votos a favor y 37 en contra, el Congreso de la Unión aprobó retirarle al fuero de diputada local en Sinaloa y abrir las puertas a la Procuraduría para que actúe contra ella por sus vínculos con Joaquín Guzmán Loera. La decisión derriba la última línea de resistencia de Sánchez López, más conocida en México como La Chapodiputada, y pone en bandeja su detención.

La historia de Lucero Sánchez es sinuosa. Empleada de una modesta empresa de bienes raíces, en 2001, tras un fugaz paso por el PRI, ingresó en el PAN. Apenas año y medio después, en las elecciones de julio 2013, logró convertirse en la diputada más joven de la historia de Sinaloa. Su fulgurante éxito, conseguido con un inusual despliegue de medios, pronto encontró su anverso. Al poco de recibir el escaño, su marido fue asesinado a balazos a la salida de casa. Nadie sabe si por aquellas fechas ya conocía al líder del cártel de Sinaloa. La primera alerta saltaría al año siguiente.

Imagen difundida por la PGR de la supuesta visita de Lucero Sánchez a El Chapo.

El 4 de noviembre de 2014, El Chapo recibió una visita especial en la prisión de máxima seguridad del Altiplano. Era una mujer joven y embarazada. Se hacía llamar Devany Vianey Villatoro Pérez. La fiscalía considera que era Lucero Sánchez y que falsificó los papeles para ver a su amado. Ella lo niega. Las fotografías hechas públicas por la Procuraduría indican lo contrario.

La visita, que ha acarreado su desafuero, tendría una segunda parte meses después. En plena fuga, siendo el hombre más buscado del mundo, El Chapo volvería a verla. Fue el 31 de diciembre pasado. Esa noche, siempre según la fiscalía, ambos la pasaron juntos. No fue la única mujer a la que vio Guzmán Loera en su huida. Meses antes se había reunido con su idolatrada Kate del Castillo, la sensual protagonista de la telenovela la Reina de Sur, y el día de Nochebuena, con su esposa, la antigua reina de belleza local Emma Coronel.

Lucero Sánchez tiene ahora sus días contados como legisladora. Su partido, el PAN, ya la abandonó en enero pasado, después de conocer las acusaciones de la Procuraduría. En pocos días, el Congreso de Sinaloa, la tierra de Guzmán Loera, cumplirá la orden de la Cámara federal y le retirará el escaño. Posiblemente entonces quedará entre rejas.

No hay comentarios: