martes, 21 de junio de 2016

La fiscalía alemana investiga al exjefe de Volkswagen por el fraude de las emisiones

El expresidente de Volkswagen, Martin Winterkorn. J. EISELE AFP

La Fiscalía acusa a Martin Winterkorn de violar la ley al retener información sobre el escándalo

Por LUIS DONCEL - Berlín

El gran escándalo que afecta a Volkswagen le costó el puesto a su presidente, Martin Winterkorn, en septiembre del año pasado. El hombre que hasta ese momento pasaba por ser un ejecutivo modelo que controlaba hasta el último tornillo que salía de sus fábricas dijo entonces que se iba pese a no haber hecho nada reprobable. Nueve meses más tarde, la Justicia alemana sospecha de la veracidad de esta versión de lo ocurrido.

La Fiscalía del Braunschweig (ciudad cercana a Wolfsburgo, donde el gigante de la automoción tiene su sede) anunció el lunes que investiga a Winterkorn y a otro ejecutivo cuyo nombre no desveló por no haber facilitado la información sobre las falsificaciones cuando la obtuvieron. En su lugar, esperaron hasta el 22 de septiembre, cuatro días después de que las autoridades medioambientales de EE UU anunciaran su investigación. Winterkorn dimitiría un día más tarde. “Hay indicios suficientes que sugieren que cumplieron tarde con su obligación de ofrecer información”, sostiene la Fiscalía.

De confirmarse estas acusaciones, Winterkorn y el otro miembro de la dirección habrían fallado a la obligación de las compañías que cotizan en Bolsa de anunciar las informaciones que puedan afectar a su cotización. Winterkorn y su compañero se enfrentarán por tanto a una acusación de manipulación de mercado. El anuncio de la Fiscalía se une al largo listado de problemas judiciales al que se enfrenta la compañía. Fuentes citadas por la agencia DPA apuntan a que el segundo investigado podría ser el actual jefe de la marca Volkswagen, Herbert Diess.

La compañía respondió que la acusación de la Fiscalía no aporta nuevas pruebas que demuestren la negligencia de los gestores. Volkswagen insiste en que las investigaciones que está llevando a cabo aún no han revelado si la anterior cúpula violó las normas o no.

Desde que estalló el escándalo, Winterkorn ha asegurado que no sabía nada, pero Volkswagen declaró a comienzos de marzo que el expresidente fue informado en mayo de 2014 de la manipulación de las emisiones de gases. La empresa mantuvo en secreto el fraude hasta la denuncia de la agencia estadounidense.

La Fiscalía de Braunschweig ya puso a Winterkorn en su punto de mira el pasado mes de septiembre, cuando anunció que lo investigaba por un posible delito de fraude. Pero en un sorprendente comunicado emitido a los pocos días, los investigadores retiraron la acusación, ofreciendo como toda explicación que el comunicado anterior estaba “mal formulado”.

No hay comentarios: