lunes, 6 de junio de 2016

MUNDO MILITAR 2016

Se agrava la situación con Rheinmetall MAN en Perú

Por Alejo Marchessini


El Ministerio de Defensa (MINDEF), a través del Servicio de Material de Guerra (SMGE), no ha logrado aún alcanzar un acuerdo con Rheinmetall MAN Military Vehicles Gmbh (Alemania) que permita solucionar el retraso de casi tres meses en la entrega de los 308 Camiones Portatropa: 200 TGM-MIL 13.280 (4x4), 16 TGM-MIL 18.280 (4X4) y 93 TGS-MIL 29.440 (6x6), así como 3 Vehículos Taller, 3 Plataformas Moviles y 2 Aljibes adquiridos para el Ejercito del Perú. El contrato, cifrado exactamente en 48,4 millones de euros y suscrito el 11 de diciembre, estipula que la entrega del primer lote, conformado por 70 vehículos, debía ser entregado en marzo, en tanto que el segundo (168 vehículos) en octubre de 2016.

El tercero (73 vehículos) se habría programado para mayo de 2017. Al respecto, el 11 de mayo Rheinmetall MAN Military Vehicles Gmbh informó al SMGE que recién habían obtenido la Licencia de Exportación (emitida por Austria donde se ubica la fábrica) y que el primer lote – dividido en 4 partes - comenzaría a ser embarcado con rumbo al Perú a fines de mes, arribando y los cuatro primeros vehículos a finales de este mes de junio. El resto lo harán en el transcurso de julio. Sin embargo, a la fecha no se ha realizado la Aceptación Técnica en Planta (ATP) – paso previo al embarque – por lo que los plazos de entrega podrían retrasarse aún más.

Según hemos podido confirmar, el MINDEF y el Ejército del Perú habrían informado a Rheinmetall MAN Military Vehicles Gmbh que debe cumplir con los términos del contrato y advertido que, de ser el caso, se procedería a ejecutar la carta fianza y aplicar las penalidades respectivas, que dado el tiempo transcurrido bordearían los 2,2 millones de euros. A esto se suma, tal como adelantamos en defensa.com, la paralización de las negociacionesdel Programa de Compensaciones Industriales y Sociales (Offset) que incluiría, entre otros, la transferencia de tecnología para el Centro de Mantenimiento de Blindados (CEMABLIN) a fin de que pueda modernizar vehículos blindados, fabricar módulos transportables (puestos de comando y control, talleres y postas medicas), y para la Fábrica de Armas y Municiones del Ejercito (FAME) para el desarrollo de plantas para fabricación de componentes de pólvoras y fulminantes, así como de municiones. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima).

SIMA firma un convenio con ThyssenKrupp AG para la modernización de los Submarinos 209

Por Alejo Marchessini

El Servicio Industrial de la Marina (SIMA-PERU), en el marco del Proyecto de Ampliación y Mejoramiento del Arsenal Naval del Callao, suscribió un convenio conThyssenKrupp AG (Alemania) por el que recibirá asesoría y asistencia técnica para realizar trabajos especializados para la modernización y corte de casco de los 4 Submarinos Tipo 209/1200: BAP Angamos (SS-31), BAP Antofagasta (SS-32), BAP Pisagua (SS-33) y BAP Chipana (SS-34) de la Marina de Guerra del Perú.

El convenio comprende, entre otros, la asesoría para separar en dos partes el casco de los submarinos y proceder a la modernización o remplazo de los sistemas de comando y control, propulsión y navegación, y armas, así como de los equipos mecánicos y eléctricos, hidráulicos, electrónicos y ópticos. Además, ThyssenKrupp AG – que planeará y supervisará los trabajos – brindará un programa de transferencia tecnológica que incluye la capacitación de los especialistas de SIMA-PERU, y la implementación de equipamiento especializado de soldadura, medición y control de calidad.

El Proyecto de Ampliación y Mejoramiento del Arsenal Naval, que se inició en 2015, incluye la construcción de un hangar para realizar trabajos de modernización y mantenimiento de los submarinos Tipo 209, la implementación de un sistema sincroelevador de naves con capacidad de izaje de hasta 2.500 toneladas, un patio de transferencia y parqueaderos para realizar trabajos de construcción y reparación de buques. (Alejo Marchessini, corresponsal de Grupo Edefa en Lima).

Fotografía: BAP Antofagasta SS-32.

Exitoso despliegue de contingente chileno en la República Centroafricana

Por Daniela Toledo Osses

Con la presencia de tres oficiales chilenos en la República Centroafricana, se ha ejecutado con éxito la primera fase de la participación de Chile en la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana, conocida como MINUSCA. Son 1.909 policías y 10.221 militares provenientes de más 48 países del mundo los que integran desde abril de 2014 la misión, su objetivo consiste en prestar asistencia humanitaria a los civiles que sufren los embates de un conflicto armado que se inició a principios de 2013. Se estima que hasta la fecha 6.300 personas han perdido la vida, otras 460.000 se han convertido en desplazados internos y 463.500 son actualmente refugiados en países vecinos, según ha informado la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Debido a esta situación, actualmente 2,6 millones de personas necesitan ayuda humanitaria con urgencia, una tarea muy difícil de lograr considerando que se encuentra en desarrollo un conflicto armado dentro del territorio y que los recursos de Naciones Unidas no son suficientes para cubrir los gastos de una operación de tal magnitud.

Con el propósito de ayudar a salvaguardar la paz y seguridad internacional, desde Febrero de 2016, las Fuerzas Armadas de Chile han comenzado a desplegarse como parte del contingente de la MINUSCA. Actualmente, se encuentran en el área de misión el Mayor de Ejército Fernando Mella Spuler, quien se desempeña como Oficial Logístico en el Cuartel General de MINUSCA con sede en la capital Bangui; el Comandante de Escuadrilla Jorge Bustos Oakley, oficial de Operaciones Aéreas en la misma unidad y el Capitán de Corbeta Cesar Gajardo Blu, quien ejerce como Oficial de Personal en el Cuartel General de la Brigada del Sector Central en la ciudad de Kaga Bandoro. Con los tres oficiales citados anteriormente, se ha dado por finalizada la primera fase del despliegue chileno en el territorio y se espera que el 2017 se lleve a cabo la segunda fase que contempla la implementación de una Unidad de Ingenieros de Construcción y otra de Helicópteros medianos, asimismo, para el 2018 se ha planificado la tercera y última fase con el envío de una Unidad médica.

El Ejército de Chile cumple este tipo de misiones en el marco de su política decooperación internacional y en la actualidad aporta con contingente militar en operaciones conducidas por Naciones Unidas en diferentes regiones del mundo, tales como MINUSTAH, UNFICYP, UNMOGIP y UNTSO. La participación del Mayor Fernando Mella Spuler en la MINUSCA es el primer paso para el futuro despliegue de tropas en esa misión y se espera que con el ejercicio de esta labor, el Ejército de Chile obtenga mayor experiencia en operaciones destinadas a la preservación de la paz, estabilización de zonas en conflicto y ayuda humanitaria, además de seguir consolidando su prestigio internacional con el trabajo de alto nivel que hasta ahora ha llevado a cabo. (Daniela Toledo Osses)

La adaptación de Mirage 5 en Kfir para entrenar a los pilotos de la Fuerza Aérea de Colombia

Por Carlos Vanegas

Exitosamente avanza la adaptación de los dos biplazas de entrenamiento avanzado Dassault Mirage 5 COAM con los sistemas de los IAI KFir C10. Esta integración de sistemas se está haciendo para dotar a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) de dos unidades de entrenadores biplaza, toda vez que su flota de entrenadores Kfir ha quedado reducida a un solo aparato tras los accidentes que se han presentado en la flota principal de cazas y que se cebaron, sobretodo, en la de entrenadores.

La decisión de realizar esta integración sobre estos Mirage, que la aviación colombiana retiró en 2010 después de casi 40 años de servicio activo, responde a la falta de aviones Kfir biplaza que puedan ser adquiridos en el mercado, por lo que se contrató un estudio para determinar cuál sería la decisión más costo eficiente en cuanto el entrenamiento de los pilotos de caza colombianos y, si bien se consideró en algún momento suplir la mayor parte de la enseñanza a través de simuladores, lo cierto es que es necesario el entrenamiento en una plataforma real que permita el ejercicio de los patrones de vuelo más complejos de la aeronave.

A este respecto se entiende la decisión de adaptar los Mirage, pues en la práctica el Kfir es una copia del avión francés, por lo que sus patrones de vuelo son muy parecidos, así que el reto principal corresponde a la adaptación de la aviónica específica del Kfir, mucho más moderna por ser la variante C10 con electrónica de nueva generación, es el eje central de la adaptación que se está llevando a cabo con total éxito, según declaraciones del Teniente General del Aire Carlos Eduardo Bueno, Comandante de la FAC.

El Comandante se refirió a que el sistema Kfir tiene una vida útil de aproximadamente 5 años, y que ya hay estudios para el reemplazo de los mismos que se pondrán sobre la mesa en el momento en que la situación presupuestaria de la nación lo permita. Así mismo destacó de que ya se han recibido propuestas en torno al Eurofighter Typhoon, el SAAB JAS 39 Gripen, el Dassault Rafale y el omnipresente Lockheed Martin F16, avión en el que la FAC ha estado interesada por muchos años.

Así, vemos que si bien la adaptación de los vetustos biplaza Mirage 5 obedece a una situación crítica por parte de la flota KFir, lo cierto es que esta tiene sus días contados, y que la adquisición de un nuevo sistema de aviones caza es cada día más apremiante y necesaria, pero que irremediablemente se verá afectada por la consecución de los recursos necesarios para llevarla a cabo y al real compromiso del gobierno nacional por modernizar el ala de caza principal de su fuerza aérea. (Carlos Vanegas, corresponsal grupo Edefa en Colombia)


Modernización de los blindados Cascavel del Ejército de Colombia

Por Carlos Vanegas

El Ejército de Colombia continúa los trabajos de modernización de los sistemas optrónicos de sus blindados principales ENGESA EE9 Cascavel, un AFV procedente de Brasil que acumula más de 30 años de servicio activo en el país.

Los Cascavel fueron entregados con un sistema de puntería Argus SS 122 con capacidades diurnas y nocturnas, pero ya cumplieron su ciclo de vida útil, siendo en este momento completamente obsoletos. Actualmente la fuerza de Caballería colombiana consta de 121 EE9 Cascavel en servicio, de los cuales cerca de 97 han recibido los nuevos componentes de puntería todotiempo, y se espera que pronto todas las unidades hayan pasado por el proceso de modernización.

Los nuevos componentes se han estado adquiriendo desde el año 2011, este es su histórico:

2011: 7 unidades

2013: 53 unidades

2014: 17 unidades

2015: 18 unidades

El último contrato, el No 001 CEITE-DICAB-2015, especificaba la necesidad de modernizar los últimos 24 vehículos, pero debido a la subida del precio del dólar solo se autorizó la modernización de 18 sistemas IG-4S, y es en este último contrato donde se ha evidenciado un incumplimiento en la fecha de entrega final por parte de la firma contratada, que adujo dificultades con la importación de los equipos desde Suráfrica debido a inconvenientes de papeleo con las autoridades de ese país. El Ejército Nacional de Colombia escogió a Rippel Effect Systems (PTY) LTD de Suráfrica, representada en Colombia por Ares Defense Group, para realizar este proceso de modernización de manera directa al no existir pluralidad de oferentes, pues era el único proveedor que podía cumplir con los requerimientos del Ejército por medio de su sistema IGS-4S, el cual fue adaptado específicamente para Colombia y la munición existente en el país.

El sistema IGS-4S consta de:

-Cámara diurna de alta resolución para reconocimiento de objetivos a corto y largo alcance.

-Cámara térmica de alta resolución con capacidad todotiempo.

-Pantalla del apuntador en LCD que permite registrar los datos de distancia, de selección de munición, los cambios de polaridad de la cámara térmica, los ajustes de nitidez de la cámara térmica, el zereo del sistema con el cañón de 90 mm y zoom de 1X a 4X, con lo cual se puede fijar el disparo para que sea 100% efectivo.

-Pantalla del amunicionador en LCD donde se reproduce la información de la pantalla del apuntador para permitir al amunicionador asistir en el proceso de disparo, así como asegurar el cargue del cañón y la selección de la munición a utilizar.

-Software balístico diseñado exclusivamente para el Ejército de Colombia que permite disparar munición antigua y moderna debido a la multiplicidad de tablas balísticas que posee, además de que pueden ingresarse con facilidad nuevas tablas acordes a nuevos tipos de munición que puedan adquirirse.

Así mismo el sistema IGS-4S no solo da lectura de disparo para el cañón de 90 mm, sino que ha permitido la integración a su vez de los datos de disparo del arma coaxial de 12,7 mm con lo que se ha logrado optimizar el uso del arma secundaria de la torre.

Para Colombia, que no posee ningún MBT, es prioritario que los medios existentes se encuentren en el mejor estado posible, al estar ad portas de la finalización de los trabajos, y dado que la necesidad por cubrir de los equipos faltantes es de solo 6 unidades, lo más probable es que se realice una nueva contratación con la misma firma sudafricana que permita culminar los trabajos en todos los EE 9 existentes. (Carlos Vanegas, corresponsal grupo Edefa en Colombia)

Militares rusos entrenarán a fuerzas de Nicaragua, la posible entrega del YAK-130 como telón de fondo

Por Julio Montes

El Presidente Daniel Ortega solicitaba con carácter de urgencia en abril a la Asamblea Nacional ratificar el decreto legislativo que permitirá la entrada de 424 militares extranjeros en Nicaragua este año. De ellos, 230 pertenecen a tripulaciones de navíos y aeronaves de la Federación Rusa que llegarán al país entre el 1 de julio y el 31 de diciembre del 2016.

El resto aparentemente serán asesores y técnicos rusos que llegarán con fines humanitarios, de adiestramiento einstrucción. El decreto también llamaba a autorizar el intercambio, como la salida de tropas, naves y aeronaves nicaragüenses fuera del país. La solicitud para autorizar la entrada de los militares rusos será efectiva al momento en que está en calendario la llegada de nuevos equipos militares. La posibilidad que dicho paquete ruso de ayuda militar a Nicaragua contenga algunos YAK-130 ha causado cierta inquietud en la región centroamericana.

El YAK-130 es una máquina de entrenamiento avanzado, con capacidades de defensa y ataque ligero. En cuanto a sus propiedades de combate, podemos compararlas con las de los A-37B de los vecinos, si bien con prestaciones muy superiores. En sí, cinco o seis máquinas de este tipo son más bien una molestia para Colombia que un desbalance aéreo centroamericano, pues es clara la intención de Nicaragua de usarlos sobre los territorios concedidos por la Corte Internacional en el Atlántico.

Aunque los Kfir actuales de la FAC son más que adecuados para dar cuenta de los Yakolev YAK-130 en caso de choque aéreo, no quiere decir que se trate de máquinas incapaces de presentarles batalla. Los Yakolev son de efectivos jets de combate ligero, con cabina en tándem y con dos turbofan Progress AI-222-25 que le otorgan velocidades de hasta los 1060 km/hr (648 mph), y capacidad de llevar hasta tres toneladas de armas.

Irónicamente, hace un año la embajadora de los EEUU en Nicaragua, Phyllis Powers, ofrecía a sus empresas como posibles suministradores de equipos al Ejército de Nicaragua, al especificar el general Julio Cesar Avilés que necesitaban medios para modernizar las fuerzas y patrullar más de 100.000 km2 en el Caribe, territorios concedidos en 2012 por la Corte Internacional. Esta realidad fuerza a los medios de patrulla a volar mil kilómetros de ida, hasta el meridiano 79, y mil de retorno, más el tiempo de vuelo necesario para patrullar. El YAK-130 serviría como un medio de respuesta, pero no necesariamente hace un buen papel de patrullero marítimo de largo alcance (MPA). Pero para emprender operaciones de patrulla es mejor contar con un verdadero MPA, y no con un avión de combate, nada quita que sea un An-26 propiamente modificado para estas tareas.

Lo que sí está claro es que el pasado febrero, el embajador saliente de Rusia en Nicaragua, Nikolay Vladimir, informó que la ayuda a Nicaragua incluía la renovación del transporte aéreo de defensa. Sin embargo, lo que detalló fue la entrega de dos o tres Superjet 100 para suplir el transporte nacional y la modernización del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino. Interesantemente especificó que durante su gestión el Gobierno de Nicaragua adquirió aviones de transporte de defensa, y detalló que se trata de sustituir los equipos que ya caducaron su vida útil. Esto sugeriría refuerzos a la flotilla del An-26. Nicaragua tiene una desesperada necesidad de hacerse con entre dos a cuatro aviones An-26 adicionales, y la de reponer la perdida pausada que ha tenido de los Mi-17. En su apogeo, allá por 1985-86, lo que era entonces la Fuerza Aérea Sandinista, operaria hasta siete An-26 y hasta 45 Mi8/Mi-17, de acuerdo a algunos reportes.

En 1995 la reforma del Ejército dejó una Fuerza Aérea dependiente de cuatro sobrevivientesAn-26 y 15 Mi-17 (más un Mi-25D de ataque que quedaba en bodega y uno de monumento). Pérdidas por atrición han reducido considerablemente la fuerza. Hay que recordar que el 30 de julio de 1999, una maniobra sencilla de seis helicópteros MI-17, formados en tres parejas, pasarían rasantes sobre la pista durante el Aniversario XX de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua (FA-EN). Durante la maniobra de ascenso, el Mi-17 Nº 321 (MSN 419M35), chocó con el Mi-17 Nº 318 (MSN 419M32) que lideraba la maniobra, desplomándose. El Nº 318 entraba en auto-rotación y lograba un aterrizaje de emergencia sobre la pista del aeropuerto, pero con daños considerables. También en enero de ese mismo año se había precipitado a tierra un An-26 a unos 18kms (unas diez millas) del aeropuerto de la ciudad de Bluefields, la capital regional del Atlántico Sur. El aparato había despegado de Managua en un vuelo de rutina, con nueve miembros del Ejército, 15 civiles, familiares de los militares y cuatro miembros de la tripulación.

Después de estos sucesos, con esfuerzo se había logrado la reparación capital de seis Mi-17, tres An-26, tres An-2 y cuatro aeronaves ligeras Cessna; también se habían logrado 11 prolongaciones de recursos de siete MI-17 y dos aviones An-26, junto con un An-2 y un Cessna más. A ellos se les instalaron equipos de navegación moderna en las cabinas, GPS, radares meteorológicos, e identificadores de vuelo. Ya para mediados del 2006 se habían remozado dos An-26 operacionales en Ucrania y se preparaba otro para reactivarlo. Se hacían trabajos también en un B-200, y todavía sobrevivían cuatro An-2. En el 2009, uno de los An-2 sobrevivientes tuvo que aterrizar de emergencia después de un despegue de prueba durante su renovación al noreste del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino. La pérdida era completa y se dejaba de usar ese tipo de avión debido a la falta de repuestos y lo viejo de sus sistemas. A la falta de medios agregamos que la reactivación del tercer An-26 nunca se realizó. El servicio ha permanecido estancado desde entonces con los dos An-26 y el B-200, y los que de paso se utilizan como patrulleros marítimos de largo alcance en el Caribe. El An-26 es un aparato con capacidad para dos pilotos, un operador de radio, un ingeniero de vuelo, y un navegador, además de 40 pasajeros, o 5.500Kg de carga. Lleva dos motores turbohélice Progress AI-24VT.

Militares rusos en Nicaragua

Los militares rusos llegarán al país en la segunda mitad del año en tres bloques de 50 miembros por grupo y uno integrado por 80 efectivos. Anteriormente, Nicaragua ya había autorizado que el gobierno de Vladimir Putin enviara 230 oficiales entre marzo y junio.

Esos tres grupos de militares rusos entrenarán al Ejército de Nicaragua en operaciones de ayuda humanitaria, en labores de enfrentamiento y lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado transnacional. El cuarto grupo militar de Rusia que arribará al país llegará en navíos y en cantidades no detalladas para participar en intercambio de experiencias, adiestramiento, operaciones en contra de ilícitos en espacios marítimos en el mar Caribe y aguas jurisdiccionales en el océano Pacífico de Nicaragua. Así mismo se solicitó autorización para la entrada de entre 30 y 50 representantes de las Fuerzas Armadas de El Salvador, Guatemala, Honduras, Venezuela, Cuba y República Dominicana, así como 74 militares de Estados Unidos. (J. Montes)

No hay comentarios: