viernes, 8 de julio de 2016

Detenido un exjefe del Ejército chileno por la muerte de 15 personas en 1973

Juan Emilio Cheyre, en una imagen de 2005. IVAN ALVARADO

El general retirado Juan Emilio Cheyre ha sido procesado como cómplice de 15 muertes ocurridas en el caso ‘Caravana de la muerte’


Por ROCÍO MONTES - Santiago de Chile


El general (r) Juan Emilio Cheyre, que como Comandante en Jefe del Ejército (2002-2006) reconoció la responsabilidad de su institución en las violaciones a los derechos humanos en dictadura, ha sido detenido esta tarde en Santiago de Chile, luego de ser procesado en el marco de 15 muertes ocurridas en octubre de 1973. Para el juez Mario Carroza, que ha procesado a otros siete exuniformados con distintos cargos, Cheyre participó en calidad de cómplice en el marco de la investigación por los asesinatos de la ciudad de La Serena, en el norte de Chile, donde a pocas semanas del Golpe de Estado llegó la llamada Caravana de la Muerte para matar a opositores del nuevo régimen.

La comitiva de militares que recorrió el país en helicóptero Puma terminó con la vida de unas 90 personas en diferentes ciudades de Chile –72 en el norte y 18 en el sur–, la mayoría prisioneros que esperaban ser sometidos a Consejos de Guerra ilegítimos. Liderada por Sergio Arellano Stark, fallecido en marzo pasado, la Caravana de la Muerte fue una decisión del propio Augusto Pinochet, según se demostró en el juicio que llevó adelante el magistrado Juan Guzmán y que permitió el primer desafuero y procesamiento del dictador chileno a comienzos de los años 2000. En octubre de 1973, cuando ocurrieron los hechos que se le imputan en el regimiento Arica de La Serena, Cheyre era un teniente del Ejército de 25 años.

Detenido en el batallón de policía militar de Peñalolén a la espera de ser notificado –en la misma cabaña que utilizó en su momento el jefe de la policía secreta de Pinochet, Manuel Contreras– Cheyre es la más alta autoridad de las Fuerzas Armadas procesado en una investigación de violaciones a los derechos humanos. Desde la llegada a la democracia en 1990, nunca había ocurrido que este tipo de causas llegaran hasta un ex Comandante en Jefe del Ejército, con excepción del propio Pinochet. El magistrado Carroza –que tiene en sus manos el caso desde fines de 2015–, ha acelerado la investigación de los homicidios ocurridos hace casi 43 años. En abril pasado, con la participación de Cheyre, reconstituyó la escena de los asesinatos de La Serena.

Este jueves, el ministro Carroza explicó su decisión: “Sin perjuicio de las circunstancias que rodean sus acciones, el elemento esencial es su conocimiento de lo que se estaba realizando en esas tres horas que estuvo la comitiva en La Serena”.

Nombrado por el expresidente Ricardo Lagos en 2002, Cheyre llevó adelante una compleja modernización del Ejército chileno, con Pinochet todavía vivo y la resistencia de las generaciones de militares en retiro. Como Comandante en Jefe del Ejército fue el primero que asumió la responsabilidad de su institución en las violaciones a los derechos humanos cometidas en los 17 años de dictadura.

En el marco de una visita que realizó en 2003 a Calama, otra de las ciudades donde actuó la Caravana de la Muerte, Cheyre declaró el 13 de junio de ese año: “…nunca más a una clase política que fue incapaz de controlar la crisis que culminó en septiembre de 1973. Nunca más a los sectores que nos incitaron y avalaron oficialmente en nuestro actuar en la crisis que provocaron. Nunca más excesos, crímenes, violencia y terrorismo. Nunca más a un sector ausente y espectador pasivo. En fin, nunca más una sociedad chilena dividida”. En la misma línea, el 5 de noviembre de 2004 escribió el documento Ejército de Chile: el fin de una visión, publicada en el diario La Tercera. “El Ejército de Chile tomó la dura pero irreversible decisión de asumir las responsabilidades que como institución le cabe en todos los hechos punibles y moralmente inaceptables del pasado”, indicó Cheyre.

Hace tres años, cuando Cheyre estuvo involucrado en otro caso de violaciones a los derechos humanos, el expresidente Lagos señaló al programa El Informante del canal de televisión TVN: “Cheyre tiene un lugar en la historia de Chile y por lo tanto creo que no es justo juzgarlo por lo que hizo como teniente a los 25 años. ¿Qué más podía hacer un teniente en estado de guerra? No lo estoy justificando, pero me parece importante entender al Cheyre Comandante en Jefe que habla del ‘Nunca más’ en nombre del Ejército, con todo el cuerpo de generales habiendo aprobado esa declaración”.

Sobre las razones para nombrarlo como jefe del Ejército en 2002, Lagos indicó: “Para su designación se estudiaron los antecedentes, los que había en ese momento. En un momento dado le pregunté a Cheyre exhaustivamente sobre el tema de lo que había ocurrido en ese regimiento y él me dice. ‘Presidente, ¿por qué no le pregunta al juez Juan Guzmán –que era el que había llevado el caso–.' Y el juez Guzmán declaró lo que todos sabemos: que Cheyre no estaba involucrado”.

La detención del excomandante en jefe del Ejército ha causado un inmenso revuelo en Chile, con autoridades políticas a favor y en contra de la resolución judicial. El abogado querellante en el caso Caravana de la Muerte, Cristián Cruz, celebró la decisión del ministro Carroza: “Mis representados están profundamente emocionados. Hemos vuelto a creer en la justicia”.

No hay comentarios: