jueves, 1 de septiembre de 2016

Lorena Pizarro y rechazo a proyecto que buscaba hacer públicos testimonios de Comisión Valech: “es una infamia”

La derecha en conjunto con algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría, liderados por Pepe Auth, rechazaron el proyecto para levantar el secreto de 50 años sobre los testimonios de la Comisión Valech. . “Es absolutamente repudiable y una vergüenza. Por último, asuman su participación con su voto para que se siga ocultando los nombres de muchos criminales y sus cómplices que transitan libres por las calles”, dijo al respecto Lorena Pizarro, dirigente de la AFDD.

Por Macarena García Lorca


Ayer, la Cámara de Diputados votó en contra del proyecto para levantar el secreto de 50 años que pesa sobre los testimonios entregados por las víctimas de tortura y prisión política en el Informe Valech. La iniciativa, impulsada por el Partido Comunista, buscaba dar a conocer las identidades de los violadores de derechos humanos y que los antecedentes sean entregados en tribunales.

Para su aprobación, el proyecto de ley necesitaba 60 votos, pero sólo obtuvo 57 votos a favor de de la Nueva Mayoría. Los diputados Pepe Auht, Joaquín Tuma, Guillermo Ceroni del PPD, junto a Marcelo Schilling y Juan Luis Castro del PS, se desmarcaron y votaron junto a la derecha en contra el proyecto. Además, los diputados Ramón Farías, Daniel Farcas y Pablo Lorenzini se abstuvieron.

Sigue la impunidad con los torturadores. 

Se rechazó proyecto terminaba secreto 50 años Comisión Valech. El quorum era 60 dip

Tras la votación en la Sala, el diputado Hugo Gutiérrez sostuvo “lo vergonzoso es que ayer conmemoramos el Día Internacional de los Detenidos Desaparecidos y, al día siguiente, esta Cámara de Diputados se manifiesta en contra de permitir que se investiguen crímenes tan horrorosos como la tortura en Chile. Yo entiendo que eso lo haya hecho la UDI y RN, lo que me parece incomprensible es que militantes del Partido Socialista y del PPD hayan hecho lo mismo”.

Los argumentos entregados por los parlamentarios oficialistas para votar en contra se centraron en la protección a las víctimas. Sin embargo, el proyecto consideraba una indicación, para que aquellos que no quisieran que su testimonio fuera público pudieran notificar al Instituto de Derechos Humanos en un plazo de 90 días una vez aprobado el proyecto.

Pepe Auth, quien lideró las gestiones entre el oficialismo para rechazar el proyecto, durante su intervención en la Sala, explicó: “Con la mejor de las intenciones, a mi juicio, estamos corriendo el riesgo de cometer un error de proporciones. (…) Muchos de quienes decidieron contar su testimonio fue bajo el compromiso que sería secreto, resulta que ahora este Parlamento hoy día va incumplir su palabra y les va a decir que ese testimonio se va a hacer público. No corresponde que el Parlamento cambie las reglas de juego”.

Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, en conversación con The Clinic Online, fue categórica y calificó el argumento de protección a las víctimas como una cobardía. “Es absolutamente repudiable y una vergüenza. Por último, asuman su participación con su voto para que se siga ocultando los nombres de muchos criminales y sus cómplices que transitan libres por las calles”, dijo.

“Más allá de las excusas de quienes se abstuvieron o votaron en contra y justifican su actuar por redes sociales, es una gran mentira señalar, me parece que es hasta una infamia, que se busca proteger el testimonio de las víctimas. El proyecto no viola la identidad de las víctimas, si hay una sola persona que no quiere que su nombre aparezca, tiene todo el derecho, pero eso no tiene ninguna relación con que aquí se tenga que esconder el nombre de aquellos criminales que tienen que responder por los delitos que cometieron”, dijo Pizarro sobre la actuación de los parlamentarios oficialistas que votaron en contra.

Además la dirigente se refirió a la votación en bloque de la derecha para rechazar el proyecto: “Que la derecha en bloque vote en contra, los vuelve a poner una vez más del lado de aquellos que siguen defendiendo el terrorismo de Estado y que quieren la impunidad para los genocidas. A pocos día de una nueva conmemoración del del Golpe cívico-militar, la derecha de ayer no es distinta la de hoy, por lo tanto, votaciones como esta demuestran la disposición de un numero no menor de ellos, a volver a actuar de la misma manera criminal”, acusó.

Los diputados de la Nueva Mayoría que estaban a favor del proyecto, entre ellos Tucapel Jiménez, insistieron en que mantener el secreto sobre las violaciones a los derechos humanos va en contra de del derecho internacional, y lo estipulado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “El Estado no puede amparar mecanismos como el secretado de estado para dejar de aportar información a los tribunales de justicia”, afirmó Jiménez.

Los argumentos de la derecha

En tanto, en la oposición las intervenciones para explicar la votación en contra del proyecto estuvieron a cargo de Jaime Bellolio y Diego Paulsen. Ambos parlamentarios apelaron a la dignidad de las víctimas para oponerse.

El diputado Bellolio, uno de los que ha sido critico de los vínculos de la UDI con la dictadura, sostuvo: “Hagamos que los testimonios sean públicos, pero que las personas expresamente así lo digan. La pregunta de fondo es cuál es el mecanismo para hacerlos conocidos, ¿vale cualquier forma? (…) ¿Cuáles son los estándares? Los que tienen que ver con las dignidad de las personas. Es falso que queremos que haya un manto de impunidad, queremos que se conozca la verdad, pero no puede hacerse de cualquier forma”.

“Yo no voy a ser cómplice de aprobar un proyecto que va a generar una violación a los derechos humanos de las personas porque pasa a llevar su dignidad. Llamo a mi bancada a votar en contra. Estamos de acuerdo a llegar a la verdad pero no a cualquier costo”, afirmó Paulsen, ocasionando la risa de los parlamentarios de la Nueva Mayoría en la Sala.

No hay comentarios: