viernes, 16 de septiembre de 2016

Un engaño puso fin a la huelga de hambre de Guillermo Fariñas

El opositor cubano Guillermo Fariñas en una rueda de prensa en Madrid. EFE

CUBA Protestaba contra los "golpes y torturas" a los que el régimen cubano somete a la disidencia

El disidente cubano acusa al Gobierno de Raúl Castro de hackear la web del Parlamento Europeo en español para que abandonase su protesta

El cubano Guillermo Fariñas abandona su huelga de hambre

Por AFP - La Habana

El disidente cubano Guillermo Fariñas ha acusado al Gobierno cubano de haberfalsificado temporalmente una web del Parlamento Europeo con la intención de que abandonase su huelga de hambre de 54 días. "Creo que fuimos engañados", ha declarado a AFP.

El activista de 54 años, ganador del premio Sajarov que otorgó el Europarlamento en 2010, tomó la decisión de dejar de comer y de hidratarse el pasado 20 de julio en su casa en Santa Clara (280 kilómetros al este de La Habana). Su intención era presionar al Gobierno de Raúl Castro para que pusiera fin "a los golpes y torturas" a los que somete el régimen a los disidentes.

El lunes su familia anunció que Fariñas ponía fin a la huelga de hambre tras la decisión del Parlamento europeo de refrendar la conocida como 'Enmienda Fariñas', que exigía a Cuba el cese de la represión contra la oposición.

Sin embargo, varios funcionarios europeos han negado rápidamente que cualquier iniciativa de este tipo haya sido refrendada. La BBC ha constatado que la web en español del Europarlamento fue hackeada temporalmente y se falsificó parte de su contenido.

Según el disidente cubano el Gobierno de Castro está detrás de esta maniobra. "No tiene escrúpulos", ha asegurado. A pesar de lo sucedido, Fariñas ha explicado que no retomará la huelga de hambre. Además, ha considerado a la misma un "éxito" pues tendrá la oportunidad de exponer su punto de vista en Estraburgo ante los europarlamentarios.

Fariñas es una importante figura de la disidencia cubana, ha llevado a cabo 25 huelgas de hambre desde 1995. La penúltima tuvo lugar en 2010 y se alargó 100 días. El Gobierno cubano, que no reconoce legalmente ninguna oposición, ha ignorado sus peticiones. La prensa cubana, controlada por el Gobierno, tampoco le ha prestado atención.

No hay comentarios: