miércoles, 12 de octubre de 2016

Rusia aprueba el despliegue permanente de su fuerza aérea en Siria

Fotografía de archivo de 2016 que muestra varios aviones rusos modelo Su-24 en la base aérea de Hmeimym, en la provincia de Latakia. EFE

El fracaso del proceso de paz ha devuelto a Moscú al primer plano de la acción militar

Putin cancela su visita a Francia por diferencias sobre Siria


Por  XAVIER COLÁS - Moscú


El Consejo de la Federación de Rusia ha ratificado el acuerdo con el Gobierno de Siria para el despliegue permanente de la Fuerza Aérea rusa en la república árabe.

El despliegue se realiza por petición de la parte siria y se ubica en el aeródromo de Jmiemim, en la provincia de Latakia, concedido a Rusia junto a su infraestructura y territorios cercanos.

El 30 de septiembre del año pasado Rusia aprobó la entrada en acción de sus Fuerzas Aéreas en Siria. Las autoridades del país tomaron esta decisión después de que el presidente sirio, Bashar Asad, solicitara a Moscú ayuda militar "para luchar contra los terroristas". Los aviones rusos han lanzado ataques aéreos contra algunas posiciones del grupo terrorista del Estado Islámico, pero Occidente ha denunciado que en la mayoría de los casos simplemente han atacado a combatientes que cercaban al ejército de Asad.

En marzo el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el inicio de la retirada parcial de las tropas rusas de Siria. Sin embargo, el fracaso del proceso de paz ha devuelto a Moscú al primer plano de la acción militar.

Este acuerdo entre Rusia y Siria fue firmado en Damasco en agosto de 2015. La decisión ha sido apoyada hoy por 158 miembros del Senado ruso. Ha habido una abstención.

Moscú ha reaccionado estos días a los filtraciones sobre posibles ataques de EEUU a instalaciones aéreas sirias en el futuro. Cualquier ataque a las instalaciones del Ejército sirio sería una violación flagrante del derecho internacional, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

Acuerdo de 'carácter defensivo'


El acuerdo de Moscú con Damasco tiene en todo caso un "carácter defensivo" y no está dirigido contra terceros países, opina el presidente del Comité Internacional del Consejo de la Federación de Rusia, Konstantin Kosachov, que recordó que según los expertos, actualmente existen en el mundo alrededor de 1.000 bases militares extranjeras de diversos países, 700 de las cuales son de EEUU. "Rusia tiene una cantidad mucho menor, el centro de Tartus era el único que quedaba tras el cierre de nuestras bases en Cuba y Vietnam", explica Kosachov en declaraciones recogidas por la agencia rusa Sputnik.

Pero Moscú está en el punto de mira de las críticas internacionales por la reciente escalada de muertos durante los bombardeos en el bastión rebelde de Alepo.

Rusia ha mantenido contra viento y marea su apoyo a Asad. La presencia de Rusia en Siria queda así reafirmada con un documento que reglamenta las ventajosas condiciones de la presencia permanente del grupo aéreo ruso en el territorio sirio. Asad concede a Rusia a título gratuito este aeropuerto junto con su infraestructura y el territorio necesario. Las armas, municiones y equipamiento son importados al país sin la aplicación de impuestos o aranceles.

Además, el grupo aéreo ruso disfruta de inmunidad total ante la jurisdicción civil y administrativa de Siria. De hecho, tiene privilegios semejantes a los previstos para el personal diplomático.

"El empleo del grupo aéreo ruso se realiza de acuerdo con la decisión del mando superior, según los planes acordados por las partes", reza el documento. El acuerdo tiene carácter permanente y terminaría un año después de la notificación de una de las partes sobre su intención de poner fin al mismo.

La política de Moscú en Ucrania y Siria ha enfriado las relaciones con Europa y Estados Unidos. Rusia opina que Occidente intenta presentar las actividades rutinarias de preparación del Ejército ruso como una amenaza para los países vecinos, promoviendo las tesis sobre "una nueva guerra fría y una nueva carrera armamentista". Así opina el ministro de Defensa, Serguei Shoigu.

Putin no ha encontrado de momento oposición interna a este resurgir militar de la Federación de Rusia. La mitad de los rusos considera prioritarios los gastos que garanticen la capacidad defensiva del país y estima que el desarrollo de la industria militar conduce a cambios positivos en la economía, según detalla una encuesta realizada por el Centro ruso de Estudios de la Opinión Pública (Wciom).

No hay comentarios: