lunes, 26 de diciembre de 2016

CHILE: MUNDO MILITAR 2016

El reemplazo del satélite chileno FASAT Charlie se torna urgente terminada ya su vida útil

Por Roberto Sandoval Santana, corresponsal de Grupo Edefa en Chile

El 16 de diciembre se completó la vida útil del Fasat “C”, operado por la Fuerza Aérea de Chile y utilizado en un 41% en el ámbito civil. El satélite se basa en la plataforma "AstroSat 100", desarrollada por la Agencia Francesa del Espacio (CNES) y EADS Astrium. Pesa 130 kilogramos, mide 1,4 metros de alto y 0,95 metros de ancho y tiene una resolución de 1,45 metros. En Sudamérica, Perú cuenta desde este año con un satélite cuya resolución es de 0,7 metros.

El Ministerio de Defensa trabaja en el proyecto de reemplazo, con los siguientes objetivos: Mejorar la capacidad de resolución espacial y temporal; satisfacer los requerimientos de precisión de geolocalización; mejorar la cobertura; obtener imágenes en todo tiempo; mejorar la resolución espectral; optimizar el control del satélite; disminuir los tiempos de respuesta de la información requerida; contribuir al desarrollo nacional, gestión de crisis y apoyo ante situaciones de catástrofes o emergencias.

En mayo de 2016 el proyecto se encontraba en la etapa de “Perfil” o primer nivel de análisis de una iniciativa de inversión . Es decir, no hay alternativas evaluadas y jerarquizadas para tomar una decisión y tampoco hay fondos asignados. En esta fase se han identificado tres alternativas de solución más una “solución basal”. Esta última incluye una antena a instalar en el extremo sur de Chile y un sistema de procesamiento, almacenamiento y distribución de imágenes satelitales. En primer lugar se considera mantener un satélite como el Fasat “C”, lo cual implicaría un costo estimado del orden de MUS$ 130 con una mejoría mínima de las actuales prestaciones. La segunda alternativa, valorada en 227 millones de dólares, considera un satélite de vida útil de siete años y resolución entre 50 y 75 centímetros. La tercera alternativa considera un satélite similar al de la alternativa 2 más un segundo satélite específico para ampliar el rango espectral. Esta alternativa alcanza los 284 millones de dólares. Finalmente se estima que se requiere cuatro años para materializar el proyecto a contar del momento de la asignación de fondos.

Respecto al reemplazo del Fasat “C” tiene mucho que decir el Ministro de Transporte y Telecomunicaciones, quien preside el Consejo de Ministros para el Desarrollo Espacial que asesora al Presidente de la República en estas materias y que está trabajando en la formulación de una nueva política espacial y en la creación de una agencia espacial que dependerá del nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología, anuncios que se esperan para enero de 2017. Recientemente declaró que “No creo factible que el proceso de revisión de la actual Política Nacional Espacial arroje como resultado la definición de una compra para renovar el satélite Fasat Charlie, ni tampoco que concluya en una compra de un satélite de comunicaciones. Sin embargo, es muy probable que la nueva versión de la Política aconseje la realización de los estudios más definitivos que nos conduzcan a esas decisiones con una nueva agencia. Realmente es de primera prioridad, y como primer paso, contar con una agencia espacial, con presupuesto, con personal, y después definir el plan espacial y los programas posteriores”.

Airbus Helicopters entrega el último H215M al Ejército de Chile

El Ejército de Chile recibió a principios de diciembre el décimo helicóptero bimotor de categoría pesada H215M, ha sido el último helicóptero de un proyecto que se inició en 2008 con la compra de 8 helicópteros de este tipo al que se añadieron 2 adicionales en 2013 y 2014. Como los nueve anteriores, será incorporado al “Batallón de Helicópteros” de la Brigada de Aviación del Ejército. Los H215M del Ejército han acumulado más de 10.000 horas de vuelo en un gran número de misiones que van desde la entrega de ayuda en lugares aislados y evacuaciones aeromédicas a la extinción de incendios y auxilio a la población después de desastres naturales. La actuación de la Brigada de Aviación del Ejército en la región de Atacama fue crucial durante las inundaciones del 2015, llegando a contabilizar 56 misiones de auxilio a la población afectada.

Además de los 10 H215M, el Ejército de Chile opera otros helicópteros de la marca Airbus Helicopters como el monomotor AS350B3, el bimotor AS355NP y el Puma SA330L. La ceremonia de entrega tuvo lugar en las instalaciones de Airbus Helicopters en el Aeródromo de Tobalaba, en Santiago, en presencia del Comandante en Jefe del Ejército de Chile, General Don Humberto Oviedo Arriagada, el Comandante de la Brigada de Aviación del Ejército, General de Brigada Don Gustavo Núñez Kocher yAlexandre Ceccacci, director general de Airbus Helicopters en Chile entre otras autoridades civiles y militares.

“Este helicóptero complementa la flota del Ejército, que dispone ahora de aeronaves de última generación con capacidad para realizar múltiples misiones en todo el territorio nacional” declaró el General de Brigada Gustavo Núñez Kocher. “La confianza que nuestra institución ha depositado en este tipo de helicóptero está basada en la positiva experiencia operacional desde su entrada en servicio en 2009. La versatilidad y fiabilidad del H215M Cougar han sido demostradas a lo largo de las múltiples y exigentes operaciones del Ejército”.

El H215 y su versión militar H215M es un helicóptero perteneciente a la familia Super Puma que destaca por su capacidad multi-misión y óptimo rendimiento en condiciones operativas extremas. Combinando una moderna aviónica con una probada y robusta plataforma, ofrece una gran carga útil, alcance, velocidad y potencia, que lo convierten en el mejor helicóptero para las misiones de búsqueda y rescate- SAR en sus siglas en inglés. El H215 es además un helicóptero fiable y rentable, con una alta tasa de disponibilidad de más del 95%.

Los helicópteros de la familia Super Puma están presentes en las Fuerzas Armadas de más 43 países del mundo. En América Latina, hay más de 100 helicópteros de esta familia, que está presente en casi todos los países de la región. Su capacidad para operar tanto en altura como en ambientes de selva, y temperaturas extremas le permite superar sin problemas los desafíos operativos de la región, en particular de la Cordillera de los Andes y del altiplano, con condiciones particulares de altura y temperatura.

La Armada de Chile adjudica el reemplazo del Sea Wolf a Lockheed Martin

Lockheed Martin Canada ha sido seleccionada por la Armada de Chile para la modernización de sus tres fragatas Tipo 23. La oferta elegida incluye el sistema de combate CMS-330 de la misma Lockheed Martin Canada y el radar TRS 4D de Airbus Defense and Space, en su versión de antena rotatoria, similar al embarcado en el “Littoral Combat Ships” norteamericano, más el misil “Sea Ceptor” de MBDA, el cual puede ser lanzado desde los actuales lanzadores de Sea Wolf2. El monto del contrato asciende a MUS$ 180 y considera que la empresa Lockheed Martin actúa como Contratista Principal, aunque, al menos, con MBDA se celebrará un contrato aparte por el misil. También participará la empresa ASMAR, propiedad de la Armada, para los trabajos en astillero y SISDEF, propiedad de ASMAR, para la integración del Data Link nacional. Todo parece indicar que no habrá una participación de más envergadura por parte de las empresas chilenas

El radar TRS-4D es la versión de antena rotatoria del montado en las fragatas alemanas Clase F-125. Es un radar del tipo “Active Electronically Scanned Array” (AESA) que combina variadas capacidades: radar tridimensional, realiza vigilancia, adquisición de blancos, auto defensa, control de tiro y de aeronaves. Este radar reemplazará al Tipo 996 de las fragatas chilenas. Respecto a esto último debemos recordar que el misil Sea Ceptor puede recibir data de una amplia gama de radares, incluyendo 996, lo cual podría haber sido atractivo en vista de una reducción de los costos de adquisición.

Por su parte el CMS 330 se deriva del sistema desarrollado por Lockheed Martin Canada en la década de los 80 para las fragatas Halifax y reúne más de 25 años de experiencia y conocimiento de operaciones navales tanto de Canada como de la NATO. Está pensado como una alternativa moderna y accesible para el mercado internacional de las modernizaciones de medía vida.

Una de sus principales características es su arquitectura abierta, adaptable a un amplio rango de subsistemas. Está incluido en los programas de modernización, tanto de las doce fragatas de la clase Halifax de Canadá como de las dos fragatas ANZAC de Nueva Zelanda y también será instalado en el nuevo patrullero ártico canadiense.

El misil Sea Ceptor es parte del programa de modernización de las fragatas 23 de la Royal Navy y será instalado en sus reemplazantes del Tipo 26 y en las ya mencionadas ANZAC de Nueva Zelanda, además ha sido seleccionado por Brasil para sus fragatas Tamandaré. Actualmente la Royal Navy está efectuando la instalación del misil en las fragatas HMS Montrose, HMS Argyll y HMS Westminster, las últimas dos se incorporaran a la flota durante 2017. Con un alcance de más de 25 kilómetros y velocidad supersónica, el misil Sea Ceptor tiene capacidad para auto defenderse y defender a Unidades de Alto Valor en las cercanías, así como contrarrestar ataques de saturación mediante múltiples canales de fuego.

No hay comentarios: