viernes, 19 de junio de 2015

La oposición brasileña denuncia el acoso chavista en Caracas

Aécio Neves, acompañado de María Corina, este jueves en Caracas / EFE

CRISIS POLÍTICA EN VENEZUELA »

Aécio Neves y otros cuatro senadores viajan a Venezuela para ver a Leopoldo López pero regresan a Brasil ante la supuesta agresión de militantes a su caravana


La visita de Diosdado Cabello a Brasil


CATALINA LOBO-GUERRERO / TALITA BEDINELLI Caracas / São Paulo 19 JUN 2015 - 00:55CEST


Una comitiva de políticos brasileños liderada por el excandidato presidencial Aécio Neves visitó este jueves Caracas con la intención de llegar desde el aeropuerto hasta la cárcel de Ramo Verde, donde permanece encarcelado el líder opositor Leopoldo López. Los parlamentarios tuvieron que abortar hasta dos veces la misión porque se encontraron con una carretera bloqueada y, tal y como denunciaron por redes sociales, durante el camino sufrieron el acoso de manifestantes chavistas que se oponían a la expedición. Horas después de llegar, los políticos anunciaron su intención de regresar a Brasil.

Antes del medio día, Neves, líder del Partido de la Social Democracia Brasileña y opositor al Gobierno de Dilma Rousseff, aterrizó en el aeropuerto internacional de Maiquetía acompañado por otros cinco senadores en una misión que catalogaron como política y humanitaria. Una vez en tierra, los parlamentarios emprendieron camino hacia la cárcel en una furgoneta pero se encontraron con problemas. Un testigo en el lugar dijo que un grupo de alrededor de 40 personas, vestidos con camisetas rojas o alusivas al oficialismo, se aproximaron al vehículo, lo golpearon con las manos y gritaron consignas en honor al fallecido Hugo Chávez.

La vía que une el aeropuerto con el penal ha permanecido bloqueda por obras de mantenimiento, razón que la diputada opositora Maria Corina Machado calificó como una excusa del Gobierno para impedir que la delegación brasileña pudiera llegar no solo hasta el penal, sino también a reunirse con otros políticos de la Mesa de Unidad Nacional en Caracas y visitar al alcalde Antonio Ledezma, quien se encuentra en arresto domiciliario.

Al ver la inmovilidad en la autopista, y temiendo por su seguridad, los senadores brasileños decidieron regresar al aeropuerto donde permanecieron mientras hacían llamadas telefónicas a su Gobierno y al presidente del Senado de su país, buscando una mediación que les permitiera cumplir con su propósito. Horas después, y tras otro intento fallido de trasladarse, Neves anunció que abortaban la visita.

El episodio causó confusión en Brasil. Parte de la comitiva acusó a la representación brasileña en Caracas de no haber prestado la debida asistencia al grupo. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil lo negó al asegurar que fue la propia Embajada en Caracas la que suministró el transporte para la delegación.

En el pleno de la Cámara de Diputados de Brasil, cuando los diputados votaban el último proyecto de ajuste fiscal del Gobierno, algunos diputados opositores interrumpieron para informar sobre los incidentes de Caracas. "Aécio Neves me ha llamado y me ha dicho que dejó el aeropuerto y que su transporte fue apedreado por militantes [del chavismo]. Ahora están atrapados en el aeropuerto", comentó el diputado Nilson Leitão, del partido de Neves. La Cámara aprobó un comunicado de condena de lo sucedido, aunque la oposición exige una protesta formal de Dilma Rousseff ante el presidente venezolano Nicolás Maduro.

La delegación de senadores había viajado en un avión de la fuerza aérea brasileña. Al llegar al aeropuerto les recibieron las esposas de los presos políticos venezolanos. De acuerdo a su familia, Leopoldo López está muy débil y ha perdido 15 kilos. Los familiares exigen que lo trate su médico de confianza. "Estamos haciendo lo que el Gobierno brasileño debería haber hecho hace mucho tiempo: defender las libertades, la democracia, la liberación de los presos políticos y la celebración de elecciones libres en Venezuela,” había dicho Neves antes de partir.


No hay comentarios: