viernes, 31 de julio de 2015

Asesores de Merkel proponen crear un mecanismo para salir del euro

El presidente de economistas del Gobierno alemán, Schmidt, entrega el informe anual con sus recomendaciones a Angela Merkel. / EFE

Cinco economistas del Gobierno alemán plantean establecer un sistema para que países de la eurozona puedan abandonarla en caso de insolvencia

ENRIQUE MÜLLER Berlín


El Consejo Asesor de Economistas del Gobierno alemán, un grupo de economistas independientes conocidos en el país como el grupo de los “cinco sabios”, se ha mostrado este martes a favor de crear un mecanismo en caso de insolvencia en el seno de la zona euro que permita a los países miembros abandonar la moneda única como último recurso, una recomendación que refuerza la posición que defendió el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, en Bruselas, cuando el grupo discutía la posibilidad de aprobar un nuevo paquete de rescate para Grecia.

El panel de economistas ha dado a conocer este martes un estudio, bajo el título “Lecciones de la crisis griega para una eurozona estable”, en el que constata que la crisis griega puso de relieve fallos en la arquitectura de la eurozona y recomienda nuevas acciones para fortalecer la unión monetaria.

“Para asegurar la cohesión de la unión monetaria, tenemos que tomar nota del hecho de que el electorado de los países acreedores no está dispuesto a financiar a los países deudores de forma permanente”, ha dicho Christoph Schmidt, presidente del grupo, al presentar el documento a través de una conferencia telefónica, en la que ha propuesto la creación de un mecanismo de insolvencia.

Según los economistas, un proceso de insolvencia obligaría a los acreedores a soportar pérdidas si los Estados se encuentran en quiebra, lo que, por otra parte, alentaría a los inversores a evaluar el riesgo soberano con más precisión. Los cinco sabios consideran que la salida de la zona euro es una medida que debe ser posible, incluso si se trata de una situación extrema. “Un Estado miembro que no se muestra cooperativo no puede poner en peligro la existencia del euro”, señalan.

El grupo de asesores económicos del Gobierno alemán también se muestra en contra de las propuestas formuladas por el Ejecutivo francés, y que apoya el ministro Schäuble, de reforzar la unión política de la zona euro con la creación de un ministro de Finanzas, crear un seguro de desempleo europeo o un gobierno económico.

“Seria muy difícil hacer frente a las enormes diferencias que existen con respecto a las prioridades económicas de los países de la eurozona”, admitió Lars Feld, uno de los cinco sabios. “Hemos visto en las negociaciones [con Grecia] que las orientaciones económicas diferían enormemente. Francia, Italia y Chipre, por ejemplo, no estaban en la misma posición que los demás Estados miembros”.

La idea de una mayor integración política y económica ha sido uno de los temas preferidos en la agenda de Wolfgang Schäuble y cobró actualidad gracias a la propuesta formulada por el presidente Hollande, quien se mostró a favor de dotar a la eurozona de un presupuesto común, un ministro de Finanzas y un Parlamento propios.

Según los cinco sabios, la mayoría de los países no estarían dispuestos a admitir las limitaciones de soberanía que deberían aceptarse para avanzar, y recuerdan el temor que existe en Alemania sobre la posibilidad de que en la zona euro se adopte la llamada “unión de transferencia”, que obligaría a los países más ricos a ir en ayuda de los más débiles, una situación que les privaría de la motivación para introducir reformas.

Los cinco sabios proponen, en cambio, que la disciplina presupuestaria de los países miembros de la eurozona sea controlada por los mercados financieros, a los que definen como una “instancia reguladora anónima”.

No hay comentarios: