jueves, 23 de julio de 2015

El Rey advierte a Mas de que el cumplimiento de la ley es “ineludible”

ELECCIONES CATALANAS 27S

Felipe VI coincide con el presidente catalán y Colau en la entrega de despachos judiciales

ALFONSO L. CONGOSTRINA Barcelona 23 JUL 2015 - 12:56 CEST


Felipe VI ha recordado esta mañana a Artur Mas la importancia de la ley frente a la intención del presidente catalán de proclamar la independencia tras el 27-S: "Para el poder judicial como para el resto de instituciones del Estado, el respecto a la ley nunca ha sido ni debe ser un trámite, una mera formalidad; una alternativa. En su raíz más profunda, respetar la ley es fuente de legitimidad y la exigencia ineludible para una convivencia democrática en paz y libertad".

El Estado de Derecho, ha observado el Monarca, es la vía por la que "los ciudadanos encuentran la garantía de sus libertades ante los poderes públicos, que se ven sometidos al imperio de la ley y, respetándola, garantizan el ordenado funcionamiento del Estado": El Rey también ha aprovechado el acto para alabar la Carta Magna: "La Constitución es la ley fundamental, que ha presidido una de las etapas más largas de estabilidad en nuestra historia".

El Rey ha hecho su discurso en la ceremonia de entrega de despachos a los 35 componentes de la 65 promoción de jueces, donde ha coincidido con el presidente de la Generalitat y con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Mas ha escuchado la advertencia sentado junto al ministro de justicia Rafael Catalá. La del Rey no ha sido el único mensaje que ha recibido Mas. El presidente del Tribunal Supremo y del consejo general del poder judicial, Carlos Lesmes, ha lanzado en su discurso una advertencia: "No hay democracia sin respeto a la ley".

El Rey y Artur Mas hablaron durante una hora el viernes pasado, en la recepción que Felipe VI ofreció al presidente catalán en la Zarzuela. Mas cerraba así la semana en que había logrado cerrar un acuerdo con ERC para presentarse en una lista conjunta soberanista cuyo objetivo es declarar la independencia. El Rey vio que la actitud de Mas es "irreconducible".

No hay comentarios: