viernes, 10 de julio de 2015

Hollande califica la propuesta griega de “seria y creíble”

El presidente francés, François Hollande, en Bruselas. / EFE
CRISIS GRIEGA »

Los líderes de las principales instituciones acreedoras se reúnen por teleconferencia para una primera evaluación

AGENCIAS / EL PAÍS Madrid / Bruselas 10 JUL 2015 - 12:19 CEST


El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha dicho este viernes que los ministros de Finanzas de la zona euro podrían tomar una "decisión importante" en la reunión de emergencia del sábado sobre la propuesta presentada por Grecia anoche. El holandés, uno de los más duros en defender la postura de los acreedores, no entró en detalles pero dijo que el documento griego es un "texto pormenorizado". "Un amplio apoyo en Grecia da mayor credibilidad, pero incluso así necesitamos considerar cuidadosamente si la propuesta es buena y si los números cuadran", ha subrayado.

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, acogió de forma favorable el texto, que calificó de propuesta "seria y creíble". "El programa griego es serio, creíble y muestra una determinación a permanecer en la zona euro", ha dicho a través de Twitter. "Todavía no se ha hecho nada, pero se puede hacer todo", ha añadido, en referencia a un posible acuerdo para un tercer rescate, por el que él ha abogado para evitar la salida de Grecia del euro.

"Las discusiones deben ahora desembocar en un acuerdo respetuoso con las reglas europeas y los griegos, que han sufrido mucho", ha añadido, en referencia a las conversaciones que se celebrarán este fin de semana, primero el sábado a nivel de ministros de Finanzas del eurogrupo y luego a nivel de jefes de Estado y de Gobierno el domingo.

Los líderes de las principales instituciones acreedoras de Grecia se reúnen por teleconferencia hoy a las 13.00 hora española, informa Reuters. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el del Banco Central Europeo, Mario Draghi, la del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y el del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, harán una primera evaluación de la propuesta enviada por Grecia.

El Gobierno de Grecia envió la noche del jueves el plan con las medidas prioritarias para pactar el tercer y ansiado rescate con los acreedores, que está llamado a evitar la bancarrota y la salida del euro. Atenas acata prácticamente al 100% la última oferta europea —la rechazada en voto del pasado domingo—, y se compromete a hacer concesiones simbólicas, y circunscritas a las subidas de impuestos. La canciller Angela Merkel pidió el pasado lunes una propuesta más dura para un programa completo y de más largo alcance: por tres años y algo más de 50.000 millones de euros. Pero solo hay más dureza en el capítulo de ingresos fiscales, especialmente en el IVA: el Gobierno de Alexis Tsipras rebaja menos el gasto militar de lo que pedían los socios, aporta medidas cosméticas en otros asuntos (quizá la más importante sea la privatización de los puertos del Pireo y Salónica) y, sobre todo, no ofrece medidas adicionales en pensiones, tal vez el capítulo más controvertido de la negociación.

No hay comentarios: