viernes, 17 de julio de 2015

Los errores y conspiraciones de la tragedia del MH17 derribado en Ucrania

MH17: PRIMER ANIVERSARIO

Se cumple un año desde que el avión de Malaysia Airlines se estrellara en el este ucraniano, dominado por los prorrusos y donde murieron 298 personas. Siguen sin conocerse los culpables

F. J. CALERO@FJ_CALERO / MADRID - Día 17/07/2015 - 12.24h


Dos mil catorce, el año que difícilmente podrá olvidar la compañía Malaysia Airlines: un avión desaparecido en el Pacífico y otro estrellado en el último conflicto en el corazón de Europa. Ambas tragedias con centenares de víctimas continúan envueltas en un halo de misterio acerca de los porqués y los quiénes. Sin embargo, de los dos «accidentes», es la verdad acerca de la caída del MH17 en el oblast de Donetsk -vuelo que cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur. la que puede desatar mayores tempestades. En este territorio aún dominado por los rebeldes prorrusos, el 17 de julio de 2014 murieron 298 personas, en un crimen que todavía carece de responsables oficiales un año después. Los separatistas rusos defienden su inocencia, Rusia culpa a Ucrania y Ucrania culpa a Rusia.

Así, tanto Moscú como Kiev esperan nerviosos el informe internacional definitivo que se publicará previsiblemente en otoño, aunque todo apunte a un error de los prorrusos.

Según las conspiraciones más descabelladas, el MH17 fue derribado porque viajaban a bordo investigadores de una cura para el VIH (¿Iba la cura del Sida en ese vuelo?, publicó el canal estatal ruso «Russia Today»); porque estaba conectado con los illuminati; o porque era el mismo Boeing 777-200 desaparecido en Asia-Pacífico. Pero más allá de los foros y webs de escasa credibilidad, entre las escaramuzas políticas, especialmente desde el lado ruso, circularon varias teorías sobre la caída.

Primero se dijo que habían sido los ucranianos intentando derribar el avión de Putin -tuvo que ser luego desmentido por el Kremlin- y más tarde que fue un caza ucraniano el que lo derribó para culpar a Rusia. También la empresa que fabrica estos misiles, rusa y mayoritariamente del Estado, alegó que sí eran sus misiles pero que habían sufrido una modificación. «En definitiva, se han lanzado varias teorías para competir entre sí y hacer que el ruido se imponga», apunta el investigador principal en espacio postsoviético del Cidob.

Así las cosas, ayer la CNN publicó una filtración del informe del Consejo de Seguridad de Holanda, que dirige la investigación sobre lo ocurrido al Boeing 777 estrellado, en la que se culpa a los prorrusos después de que presuntamente utilizaran un misil ruso Buk tierra-aire suministrado por Moscú. Terriblemente efectivo, este sistema antiaéreo está diseñado para servir de apoyo y defender a tropas de tierra, instalaciones y núcleos urbanos contra posibles ataques.

Putin también se refirió a la tragedia en la víspera del aniversario. En una conversación telefónica con el primer ministro holandés, Mark Rutte, el presidente ruso insistió en que debían acelerarse las averiguaciones pero sin la participación de un tribunal independiente de Naciones Unidas, por ser una iniciativa «prematura» y «contraproducente», como pide Ucrania y otros países implicados en la tragedia. Murieron 193 holandeses, 27 australianos, 44 malasios, 12 indonesios, 4 belgas, 4 alemanes, 9 británicos, 3 filipinos, 1 canadiense y 1 neozelandés.

Frente a las acusaciones de torpedear la investigación, el Kremlin se muestra firme. «Nosotros queremos que la verdad sobre la caída del avión se descubra este año. Y, actualmente, solo hay dos países que la buscan: Rusia y Malasia», dijo el viceministro de Exteriores ruso Alexei Meshkov en una entrevista a ABC.

¿Error de los prorrusos?

Sin embargo, en los primeros instantes tras el accidente, se sucedieron unos movimientos en falso que apuntan a un error de los prorrusosy que ahora estarían intentando por todos los medios ocultar, bloqueando la zona a investigadores de la OSCE e incluso deshaciéndose de restos de la aeronave. Como recuerdan los expertos consultados por este diario, un alto mando de los rebeldes en Donetsk, Igor Girkin, reivindicó rápidamente el derribo del MH17 en el «Facebook ruso» (Vkontakte). Pero cuando se supo que no era un avión militar ucraniano, como el derribado días antes a pocos kilómetros, sino uno civil, borró de inmediato el post, apenas unos 30 minutos después.

«La postura de Rusia nos sigue sorprendiendo, ya que sigue rechazando la intervención de un tribunal internacional para investigar y llevar los responsables ante la justicia, medida que además de nosotros apoya Países Bajos, pero que va a bloquear Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU», apunta el consejero de la embajada de Ucrania en Madrid, Viacheslav Baranov.

Alrededor de las 13:00 GMT, 15:00 en Alemania y 16:00 en el este de Ucrania, el piloto de vuelo MH17 pide permiso para desviarse al norte 20 millas náuticas debido al mal tiempo. Hay tormentas alrededor de Donetsk. Aunque tiene el permiso de Ucrania. Todo parece normal. No hay voces exaltadas, sin pánico, no hay interrupciones en el avión. Eso es lo que muestran las cajas negras del avión y que recoge en un extenso reportaje lo ocurrido la web https://mh17.correctiv.org/english, de periodistas especializados en el país.

¿Pero qué hacía un avión civil sobrevolando una zona de conflicto? Para De Pedro, este es uno de los principales errores de Kiev en la tragedia: «No habia nada que avisara de no atravesar la zona, el espacio aéreo no estaba cerrado porque las compañias pagan por pasar y tampoco nadie pensaba que iban a derribar aviones a esas alturas». Desde entonces las aerolíneas, subraya, han escogido rutas alternativas.

Tras el derribo, muchas cosas cambiaron en el conflicto. Sobre todo en la visibilidad de la guerra, que pasó de ser local a centrar las miras internacionales. «Desde entonces Estados Unidos y especialmente Europa han actuado con mayor firmeza imponiendo sanciones», apunta De Pedro. Ahora la enferma Ucrania pervive en standby, tanto económico como político, tras la aprobación de los inestables Acuerdos de Paz de Minsk y a falta de las reformas que piden los ciudadanos del país para salir de la crisis económica.

No hay comentarios: