jueves, 20 de agosto de 2015

Chile procesará a los asesinos del diplomático español Carmelo Soria

Una imagen de Carmelo Soria.

El funcionario fue secuestrado, torturado y asesinado durante la dictadura de Pinochet

EL PAÍS / AGENCIAS Madrid 20 AGO 2015 - 11:25 CEST


La Corte Suprema de Chile ha ordenado este miércoles procesar a 15 exagentes de la policía secreta de ldictador chileno Augusto Pinochepor el asesinato del diplomático español Carmelo Soria Espinoza el 14 de julio de 1976. El máximo tribunal chileno revoca con su acta la decisión tomada el pasado 2 de julio en la que se archivaba el caso, aludiendo al decreto de autoamnistía de 1977.

MÁS INFORMACIÓN
De la Mata insiste en juzgar en España el asesinato de Carmelo Soria en Chile
Ruz prosigue con la causa del asesinato en Chile de Carmelo Soria en 1976
Procesados por genocidio los agentes de Pinochet que mataron a Carmelo Soria
Chile no extraditará a España a los agentes que asesinaron a Carmelo Soria

La acusación popular, representada por la Fundación española presidente Allende, como la particular, constituida por la viuda del diplomático, Laura González Vera, han mostrado su satisfacción por el pronunciamiento de la corte chilena, que ha ordenado someter a proceso judicial a los implicados en la muerte de Soria Espinoza por los delitos de homicidio calificado y asociación ilícita.

El procedimiento para investigar la muerte de Carmelo Soria se inició en 1996 en la Audiencia Nacional, de acuerdo con los principios de la jurisdicción universal. En 2012, el juez Pablo Ruz procesó a siete exagentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) de Chile, los extintos servicios secretos del régimen de Pinochet, por el secuestro y asesinato del diplomático español. El caso de Carmelo Soria fue una de las causas que se tambalearon tras la limitación de la aplicación de la jurisdicción universal ejecutada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2014.

En 2015, el sucesor del juez Pablo Ruz al frente del Juzgado Central de Instrucción número 5, el juez José de la Mata, dijo no estar dispuesto a que el caso del asesinato de Soria quedara impune. El magistrado sostuvo entonces que en el país andino “no ha existido en ningún momento ni todavía existe una investigación diligente y eficaz sobre lo ocurrido”, por lo que debe ser España quien realice las pesquisas en virtud del principio de justicia universal.

No hay comentarios: