lunes, 31 de agosto de 2015

Colombia lidera la campaña para elegir una mujer al frente de la ONU

Irina Bokova, dirigente de la UNESCO. / RAAD ADAYLEH (AP)

EL LIDERAZGO DE NACIONES UNIDAS »

Una movilización de varios países reclama que el género sea prioritario en la próxima elección del dirigente de la organización


SANDRO POZZI Nueva York 31 AGO 2015 - 11:19 CEST


El proceso de elección del secretario general de las Naciones Unidasse caracteriza por dos cosas: es secreto y está confinado a un hombre. Colombia, apoyada por casi medio centenar de países, considera que la celebración del 70 aniversario de la fundación del organismo (24 de octubre) es el momento adecuado para romper con esta práctica y fijar el género como prioridad al designar a la persona que se pondrá al frente.

La historia reciente es el mejor ejemplo de cómo se fragua este nombramiento. La candidatura de Ban Ki-moon, como recuerdan algunos diplomáticos en Nueva York, surgió prácticamente de la nada y llegó cocinada a la Asamblea General para su aprobación. El Consejo de Seguridad, y en concreto sus cinco miembros permanentes, son los encargados de proponer al candidato final.

En sus 70 años de historia, la ONU ha sido dirigida por hombres

Naciones Unidas tuvo ocho secretarios generales desde su creación, todos hombres. En estas siete décadas solo se han presentado dos mujeres como candidatas, en 1953 y en 1991. Hubo otro intento en 2006 para tener a una mujer en el proceso, pero no prosperó. Los países había sido muy reacios hasta ahora a este debate, que se limitaba a la sociedad civil y a los medios de comunicación.

El próximo secretario general debe ser designado para octubre de 2016. La embajadora colombiana ante la ONU, María Emma Mejía, cree que llegó el momento de que una mujer pueda llegar a lo más alto en el sistema, y pretende hacer más transparente todo el proceso de selección.

En la historia de la organizción, solo se han presentado dos mujeres como candidatas, en 1953 y en 1991

El texto que sirve de guía para establecer el mandato del secretario general data de 1946. En su redacción original en inglés, se refiere siempre al líder de la ONU en masculino. Al traducirlo a otras lenguas esa distinción de género desaparece, por lo que en principio no existe un problema legal en que el cargo sea ocupado por una mujer.

La embajadora de Colombia ante la ONU, María Emma Mejía, cree que llegó el momento de que una mujer pueda llegar a lo más alto

Tampoco sería necesario modificar la carta fundacional. Sin embargo, se reclama un cambio de las reglas de juego y con ese objetivo se busca adoptar antes del 10 de septiembre una nueva resolución que establezca cambios en el procedimiento de selección. En primer lugar, se pretende que el proceso se inicie ya a comienzos de 2016 y que los países puedan postularse con sus candidatos. El presidente de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad enviarían así a los miembros una carta conjunta invitando a plantear sus propuestas para conseguir que haya varios compitiendo. En segundo lugar, se plantea que puedan celebrarse audiencias con los aspirantes al cargo para que puedan defender su perfil. Además, se establecería el origen regional y el género como prioritarios.

Hasta la fecha, solo hay dos candidatos declarados para sustituir a surcoreano Ban Ki-moon. Se trata de la búlgara Irina Bokova, actual directora de la Unesco, y el expresidente esloveno Danilo Turk. Ambos han sido propuestos por sus respectivos países. De acuerdo con una norma no escrita, correspondería en principio a una personalidad de la Europa del Este hacerse con el cargo.

La búlgara Irina Bukova, actual directora de la Unesco, y el expresidente esloveno Danilo Turk son los únicos candidatos declarados para suceder a Ban Ki-moon

De esta región también suenan otros nombres, como el diplomático serbio Vuk Jeremic, la croata Vesna Pucic, la presidenta lituana Dalia Grybauskaite, el presidente húngaro Janos Ader, la canciller eslovaca Miroslav Lajcak y la vicepresidenta de la Comisión Europea, la búlgara Kristalina Georgieva. Pero no está dicho que en la carrera puedan surgir aspirantes de otras partes del mundo.

La iniciativa colombiana está apoyada hasta la fecha por 44 países. El segundo mandato de cinco años de Ban Ki-moon concluye el 31 de diciembre de 2016. La designación de una mujer sería de gran simbolismo de cara al avance hacia la igualdad de género marcado en los nuevos objetivos para el desarrollo de 2030, que se adoptarán en una cumbre especial el próximo 25 de septiembre.

No hay comentarios: