lunes, 31 de agosto de 2015

La crisis migratoria centra este lunes la visita de Rajoy a Merkel

INMIGRACIÓN »

La burocracia italiana retrasa la aportación a la misión mediterránea


Miles de refugiados encallan en Hungría ante las trabas policiales

MIGUEL GONZÁLEZ / JAVIER CASQUEIRO Madrid / Soutomaior - 31 AGO 2015 - 10:28 CEST


El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró este domingo que pedirá a la canciller alemana, Angela Merkel, que acelere el plan europeo de cooperación con África porque, según dijo, “hay que ponerlo en marcha cuanto antes”. Así se lo pedirá hoy a Merkel en su visita a Alemania, y hará lo mismo con el primer ministro británico, James Cameron, a quien recibe el viernes.

En el acto de apertura del curso político, celebrado en Soutomaior (Pontevedra), Rajoy se refirió a esta crisis migratoria como “una de las peores que se recuerda” y que supone una “tragedia humana”. “Mejor dicho, miles de tragedias humanas, y no podemos permitirlo”, añadió.

Rajoy señaló que lleva tiempo subrayando que “la única solución es el diálogo y la cooperación con los países de tránsito”, así como “actuar sobre las causas” de esta migración, como los conflictos, la pobreza y la falta de oportunidades en los países de origen.

El pasado julio, el Gobierno español ofreció a la Comisión Europea acoger a solo 1.300 de los refugiados llegados a Italia y Grecia, un tercio de los que le pedía Bruselas (el año pasado España aceptó el 44% de las 3.614 peticiones de protección internacional que resolvió).

Además, un mes y medio después de que el Congreso aprobara, el pasado 15 de julio, la participación española en la operación militar de la Unión Europea para luchar contra las mafias que trafican con personas en el Mediterráneo (Eunavfor Med), todavía no se ha desplegado en la base italiana de Sigonella (Sicilia) el avión P-3 Orión del Ejército del Aire ofrecido por Defensa. La razón de este retraso, según las fuentes consultadas, estriba en que aún no se ha cerrado el acuerdo técnico que la UE negocia con Italia para el despliegue de medios aéreos y marítimos en su territorio.

Dada la lentitud burocrática de la UE, no se espera que el acuerdo esté listo hasta entrado septiembre, a pesar de los repetidos naufragios de barcos cargados de refugiados que intentan alcanzar la costa italiana desde Libia. Lo que ya se ha puesto en marcha es el Estado Mayor de la Eunavfor Med, con base en Roma, y el Estado Mayor embarcado en el buque de la Armada italiana Cavour, donde hay una docena de oficiales españoles.

La activación de la misión de la UE tampoco serviría para evitar estas tragedias, ya que de momento se limitará a recopilar información sobre las redes de paso de inmigrantes. Para esta primera fase, España ha ofrecido un avión de vigilancia marítima P-30 Orión y 50 militares, con un coste de 15,3 millones de euros anuales. Para la segunda fase, que debería ponerse en marcha de inmediato y que incluiría la interceptación y captura de los barcos negreros (así como el rescate de los pasajeros) la oferta incluye una fragata equipada con dos helicópteros y hasta 250 militares.

No hay comentarios: