martes, 11 de agosto de 2015

El PP critica la “ambigüedad” del PSOE en la reforma constitucional

Los vicesecretarios del PP Javier Arenas y Andrea Levy, ayer en Málaga. / JORGE ZAPATA (EFE)

ELECCIONES CATALANAS »

El PP ataca la “ambigüedad” del PSOE en la reforma constitucional


El partido de Rajoy ve un espacio para crecer electoralmente en Cataluña a costa de las propuestas y divergencias internas de los socialistas

Ciudadanos ve “inconcreción” en las propuestas socialistas

FERNANDO GAREA / FRANCESCO MANETTO Madrid


El Partido Popular ve un espacio para crecer electoralmente en Cataluña a costa de las recientes propuestas y divergencias internas del PSOE sobre el modelo territorial y la reforma de la Constitución. La vicesecretaria de Estudios y Programa del PP, Andrea Levy, criticó ayer lo que definió como “ambigüedades e indefinición en Cataluña” del líder socialista, Pedro Sánchez. El PP recurre también a los pactos entre el PSC y fuerzas independentistas en varios Ayuntamientos para deslegitimar al PSOE sobre la defensa de la Constitución y presentarse como el único partido que la defiende. La dirección de los socialistas, según avanzó ayer EL PAÍS, abogará por una reforma que incluya la “singularidad” y el “hecho diferencial” de Cataluña.

La propuesta de reforma de la Constitución que promoverá el PSOE en la próxima legislatura con el objetivo de dar salida al desafío soberanista en Cataluña recibió ayer rotundas críticas del partido de Mariano Rajoy, que quiere aprovechar la crisis del PSC para captar votos de los electores decepcionados con ese partido. Los populares buscan erigirse en las próximas elecciones del 27-S en los únicos defensores del modelo constitucional.

Los cinco ejes socialistas


El PSOE plantea una reforma de la Constitución que incluya “singularidad”, “personalidad” y “hecho diferencial” de Cataluña para solucionar el desafío soberanista en Cataluña sin generar resquemores en otras comunidades. Por esta razón, también lo plantean para otras comunidades.

Declaración de Granada.Los socialistas ofrecerán al resto de las fuerzas políticas todo su bagaje sobre la reforma constitucional. Además, de su Declaración de Granada, de julio de 2013 y del trabajo realizado por la Fundación Alfonso Perales, los 17 expertos se han encontrado con textos muy apreciables sobre los caminos para la reforma constitucional. “La dificultad no está ya en hacer elaboración teórica sino en llegar a la concreción de las propuestas”, señalan algunos de los expertos en la previsión de que esa tarea les tocará “a los políticos”.

Cinco ejes. Los reformistas abordan el estudio del cambio constitucional sobre cinco ejes: fortalecimiento del Estado de bienestar; perfeccionamiento de los derechos fundamentales; incorporación de la realidad europea, instituciones y derechos a la Constitución española y el debate territorial, con el avance hacia el Estado federal y el reconocimiento de las singularidades de algunas comunidades autónomas. El quinto eje atraviesa todos los demás y gira en torno a la mejora de las instituciones democráticas.

Por vez primera, el PP acepta debatir en serio una reforma de la Constitución, pero rechaza la propuesta del PSOE porque, señalan sus dirigentes, les parece inconcreta y ambigua.


La posición del PSOE con el federalismo, según el PP, “esconde sus ambigüedades y su indefinición en Cataluña”, opinó Andrea Levy. “Estoy convencido de que la candidatura popular en Cataluña va a concentrar todo el voto constitucional. El PP tiene en la defensa de la Constitución española una de sus señas de identidad. Otros no tienen señas de identidad”, consideró el vicesecretario de Política Territorial, Javier Arenas.

“Pedro Sánchez está corriendo un riesgo en Cataluña, porque desde la ambigüedad a la intrascendencia hay un trecho muy corto y está corriendo el riesgo de la intrascendencia con sus medias verdades y con defender un día exactamente lo contrario de lo que defiende al día siguiente”, arremetió Arenas.

Singularidad


A ellos se sumó la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig quien cree que la propuesta socialista da “un balón de oxígeno a Artur Mas”, presidente de la Generalitat. El debate gira en torno al concepto de “singularidad” que recomienda el informe de los expertos del PSOE. Tras esa idea puede esconderse, según los populares, un trato fiscal privilegiado. En palabras de Bonig, entrevistada en Telecinco, “una política fiscal diferenciada para Cataluña”.

En este contexto, varios dirigentes del PSOE se esforzaron ayer en negar que ese reconocimiento incluya el llamado pacto fiscal con Cataluña, es decir, una especie de concierto como el vasco que eluda la homogeneidad del sistema de financiación de las comunidades.

Así, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, rechazó la idea de impulsar un pacto fiscal para Cataluña que implique una relación bilateral entre las autonomías y el Estado y aseguró que su partido defiende un nuevo sistema de financiación que sea “más justo para todas las comunidades”. En esta misma línea se pronunciaron dirigentes del PSOE andaluz

Hernando aprovechó, además, para contraatacar y criticar a Rajoy, que la semana pasada abrió por primera vez la puerta a una reforma de la Constitución para revisar las competencias de las comunidades autónomas. El Gobierno, dijo el portavoz parlamentario del PSOE, “no se ha tomado en serio” la reforma constitucional y está actuando por “puro interés electoral”.

En cualquier caso, la postura y estrategia del PP ya están definidas. Esta formación reforzará en los próximos meses el mensaje de la estabilidad económica, tras comprobar que le funcionó según los datos del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológcas (CIS), y lo hará en las dos campañas electorales: la de las catalanas del 27 de septiembre y las generales previstas para diciembre. La idea es que el 28 de septiembre el PP pueda presumir de ser el único partido capaz de gestionar la recuperación económica por un lado y, por otro, el desafío soberanista de Artur Mas en Cataluña. Esa es la primera. Lo hará a pesar de la propuesta de Ciudadanos, que llama al PSC y al PP a sumarse a un pacto de fuerzas constitucionalistas.

El PP no tiene todavía elaborada una propuesta de reforma de la Constitución al haber sido la única fuerza que, hasta ahora, se negaba a abrir ese debate.

El efecto Ciudadanos


Tras admitir la posibilidad de revisar la Ley Fundamental, el PP se empleará durante la campaña electoral, en la que Rajoy prevé participar activamente, “ampliar el marco electoral tradicional”, con un llamamiento a todos aquellos ciudadanos que quieran “oxigenarse de nacionalismo, salir de este túnel en el que ha vivido y que simplemente se ha basado en políticas identitarias”, según Levy.

De momento, los populares han identificado a los socialistas como principales rivales en Cataluña, lo que demuestra que el partido afronta los comicios catalanes como una primera vuelta de las generales. El efecto Ciudadanos está destinado, según el análisis de la dirección, a desinflarse. Hasta ahora, opinan en la sede de Génova, 13, ha sido una especie de alternativa para votantes decepcionados con el PP, pero al final, estos electores volverán a optar por el voto útil.

Ciudadanos ve “inconcreción” en las propuestas socialistas


La dirección de Ciudadanos criticó ayer la reforma de la Constitución que propone el PSOE por indefinida e “inconcreta”. Lo que rechaza la formación de Albert Rivera es la falta de precisión en aspectos como la “singularidad” que, según los adversarios de los socialistas, puede esconder un pacto fiscal. “No sé qué quiere decir reconocer una singularidad. No han concretado absolutamente nada”, enfatizó José María Espejo-Saavedra, subsecretario de Organización.

“Ciudadanos”, dijo en una comparecencia, “quiere que los ciudadanos sean iguales en todas partes y ninguno tenga privilegios o consideración diferente. La Constitución ha de garantizar la convivencia de todos los españoles en unidad dentro de diversidad”. Espejo-Saavedra también se refirió a las premisas necesarias para una reforma de la Constitución: “Un pacto nacional de educación; una reforma electoral que garantice que los votos valgan lo mismo en cualquier parte del territorio; una ley de partidos; garantizar la separación de poderes y la despolitización de los órganos judiciales; y racionalizar las administraciones públicas para evitar duplicidades”.

No hay comentarios: