lunes, 14 de septiembre de 2015

Oficial de Carabineros rompe el silencio

General Stange siempre supo del crimen en “Caso Quemados”

Por Mario López M. - 14/09/2015 (elmostrador.cl)

Exclusivo: El exdirector de Carabineros y posteriormente senador UDI Rodolfo Stange, había asegurado “no recordar” el informe elaborado sobre el Caso Quemados, el cual fue rechazado por Pinochet y en donde se acreditaba la participación del Ejército en los hechos. Tampoco recordaba las presiones de del general Roberto Canessa. Hoy un oficial de la policía uniformada desmiente la versión del entonces jefe de Carabineros

De acuerdo a antecedentes exclusivos tenidos a la vista por Cambio21, el pasado 26 de agosto declaró judicialmente vía exhorto en el marco de la causa 143-2013 del 34 Juzgado del Crimen de Santiago, seguida por el delito de homicidio calificado de Rodrigo Rojas de Negri y homicidio calificado frustrado de Carmen Gloria Quintana, el ex represor y oficial (r) de Carabineros de Chile, José Luis Aguilera Díaz.

Sabíamos que fue el Ejército

En la oportunidad, confiesa que por orden del mismo Stange, comunicada por el entonces jefe del OS-7 el Teniente Coronel Emilio Zambrano Vilches, debió investigar si era cierta la participación de carabineros en la quema de los jóvenes, como habría trascendido en medios de comunicación en primera instancia. Carabineros entrevistó testigos y perició el lugar, según señala Aguilera.

"Recuerdo que uno de mis subalternos tomó contacto con el abogado Héctor Salazar, quien tenía ubicado a los testigos presenciales del hecho, no recuerdo cuántos eran, quienes fueron trasladados al departamento (OS-7) donde fueron entrevistados, hago presente que todas estas entrevistas fueron realizadas en presencia de los abogados Salazar y Luis Toro Toro", afirmó el ex oficial de carabineros. Sobre los testigos, recuerda que la mayoría eran "vecinos del sector y personas que se encontraban en el paradero (de buses)".

Las pericias dieron cuenta de las mentiras de la patrulla militar que quemó a los jóvenes: "Se estableció que a los jóvenes quemados los rociaron con bencina y les prendieron fuego (...) hubo participación de militares quienes se trasladaban en una camioneta Chevrolet mimetizada, que tenía como característica un abollón en el tapabarro delantero". A cargo de las investigaciones estuvo el propio yerno de Stange. "El teniente Claudio Arias, yerno del general Stange, comenzó a buscar en las bases de datos" los antecedentes que permitieron llegar a los autores del crimen, llegando incluso a identificar la unidad a que pertenecían.

No existió la mentada bomba molotov

También Aguilera confiesa que siempre se supo que no existió bomba molotov alguna: "se concurrió al lugar donde quemaron a estos jóvenes y se realizó un rastreo del sector, sin encontrar evidencias que pudieran determinar la utilización de una bomba molotov u otro elemento explosivo similar, debido a que no existían restos o residuos que comúnmente se utilizan para estos artefactos".

No fue lo único que declaró el carabinero en retiro, acusó que desde el Ejercito se les trató de traidores por la investigación: "Me enteré que el general Julio Canessa Robert, quién está fallecido, fue hasta la Dirección General de Carabineros de Chile, donde se entrevistó con el subdirector de carabineros de Chile, general Oscar Torres Rodríguez, a quien trató de desleal por lo que habíamos establecido, o sea la participación de militares en el hecho", declaró ante el juez Aguilera.

Stange siempre supo

Sobre el conocimiento absoluto de Stange de la verdad que estuvo oculta por casi treinta años, Aguilera confesó: "Toda nuestra investigación era informada al mando por los canales internos regulares, que en este caso era el Teniente Coronel Emilio Zambrano Vilches, quien a su vez informaba a la dirección general, por lo que entiendo que el General Director estaba informado plenamente de todos los hechos (...) especialmente que eran militares".

No fue lo único en que se acredita que Stange tuvo conocimiento personal y total. Agrega Aguilera: era tal la importancia de la investigación y la necesidad del Director general de tener información actualizada, que en dos o tres ocasiones me citó a su domicilio particular para darle cuenta de los avances de la investigación, entregándole en forma verbal el avance de la investigación (...) lo cual realizaba en forma personal con el general Stange".

Stange será citado a declarar

Así se conoció en fuentes allegadas al caso, quienes con los nuevos antecedentes que da a conocer Cambio21 y las recientes revelaciones provenientes desde estados Unidos que informaban la veracidad del señalado informe que nunca llegó a tribunales y el que fuera rechazado por Pinochet, justifican la citación del ex director para que aclare las razones de su silencio y los antecedentes que indican que el ex comandante en jefe del Ejército, Augusto Pinochet, fue el principal encubridor del ataque.

Las revelaciones del retirado carabinero, acreditarían que Stange siempre supo qué pasó, que Pinochet encubrió los hechos, que jamás existió la falsa bomba molotov que habría sido accidentalmente explosionada por los mismos jóvenes (según versión del Ejército) y que esta institución participó al más alto nivel de la decisión de ocultar los hechos. La participación del general Canessa viene a sumarse a las acusaciones de otros conscriptos que relataron como el entonces también general Santiago Sinclair instó a las patrullas a guardar silencio sobre el crimen.

Stange será citado y deberá responder sobre sus contradicciones y de seguro se pedirá un careo con quienes aseguran su total conocimiento de los hechos. También deberá aclarar si es efectivo que Pinochet se negó a recibir el informe que daba cuenta de la verdad. Otro de los que será citado en calidad de testigo, es el abogado de la Vicaría de la Solidaridad de aquella época, Luis Toro. El profesional deberá ratificar la efectividad de la pérdida de decenas de antecedentes en la causa en su paso por las fiscalías militares.

No hay comentarios: