jueves, 15 de octubre de 2015

“Brasil pagará un precio alto si destituyen a Rousseff”

El profesor de Ciencias Políticas André Singer. / FERNANDO CAVALCANTI

ANDRÉ SINGER | POLITÓLOGO Y EXPORTAVOZ DE LULA »

El exportavoz del Gobierno de Lula afirma que la presidenta "ha agitado un avispero" y arriesga la estabilidad democrática


T. B. São Paulo


Exportavoz de Lula da Silva, ligado al ala izquierda del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), columnista y profesor de Ciencias Políticas, André Singer (São Paulo, 1958) resume la crisis política y económica de Brasil con una expresión —“Dilma Rousseff ha agitado un avispero”— y defiende un acuerdo mínimo entre los tres principales partidos para evitar poner en riesgo “30 años de construcción democrática y social”. De ese desenlace depende el futuro de Brasil y el de la izquierda durante mucho tiempo, asegura.

MÁS INFORMACIÓN
Brasil prolonga la agonía de su crisis política
aduro y Morales alertan de un “golpe de Estado” contra Rousseff
El Congreso de Brasil decide el futuro político de Rousseff
Dilma Rousseff se hunde en la crisis política de Brasil
El Tribunal de Cuentas rechaza las finanzas del Gobierno de Rousseff

Singer, que imparte clases en la Universidad de São Paulo, defiende esta tesis en su último artículo publicado en la revista Novos Estudos, del Centro Brasileño de Análisis y Planificación (Cebrap), un trabajo que le ha llevado año y medio. En el texto asegura que, con la intención de acelerar el lulismo (que define como la política del expresidente brasileño para atraer el voto de los más pobres al PT sin chocar con los más ricos) mediante el “activismo estatal”, Rousseff se buscó muchos enemigos. “Optó por un camino de enfrentamiento abierto”, asegura Singer a este diario. “Entabló una estrecha alianza con el sector industrial de la burguesía mientras se enfrentaba de forma explícita con el sector financiero. No siguió la regla de oro del lulismo, que es hacer cambios sin enfrentamientos”.

El académico asegura que la presidenta "optó por un camino de enfrentamiento abierto"

Para él, la segunda diferencia importante con Lula es que éste gobernó durante el boom de las materias primas, que aprovechó para impulsar una política que retomara el crecimiento y, a la vez, redujera la pobreza. En cambio, a Rousseff le ha tocado gobernar en una coyuntura económica muy diferente y ha cometido errores, según él, entre ellos adoptar una dura política de ajuste fiscal en un intento de congraciarse con los mercados. Pese a ello, Singer la defiende porque, en su opinión, se atrevió a enfrentarse a los bancos y a mantener los intereses bajos y la política de pleno empleo.


Ajustes fiscales


“Se ha adoptado una política de ajustes fiscales que la burguesía llevaba exigiendo desde hacía tiempo, lo que, en mi opinión, es un error. Eso ha provocado una recesión profunda que continuará el año que viene. Se están generando enormes costes sociales, parecidos a los de Europa, pero en un país con mucha menos protección social y una mayor desigualdad. Por lo tanto, con consecuencias todavía más graves”, asegura.

Singer no ve paralelismo entre las protestas de Brasil de 2013 y las que se han registrado en países como España y Grecia contra la austeridad

Singer no ve paralelismo entre las protestas de Brasil de 2013 y las que se han registrado en países como España y Grecia contra la austeridad. Entre otras razones porque para él, las manifestaciones en Brasil fueron “secuestradas” por la burguesía, que las convirtió en un movimiento antipetista y no han dado origen a nuevas formaciones políticas. “En España y Grecia, las manifestaciones eran de orientación izquierdista, contra las políticas de austeridad. Aquí en Brasil se daba el caso contrario. Había un Gobierno que llevaba 12 años con un proyecto que intentaba mantener una política de redistribución de renta que evitase el enfrentamiento en un país de enormes desigualdades”.

Para el politólogo, es evidente que el país ha dado un giro conservador en los últimos tiempos. “No sabemos cuánto va a durar, pero es evidente desde el punto de vista de la política del Gobierno y del crecimiento de sectores de la derecha. Sin embargo, el Gobierno sigue siendo de centro-izquierda. Y en este momento está intentando controlar una situación extremamente difícil. Se ha vuelto muy impopular, su base parlamentaria está muy fragmentada y existe la amenaza de destitución de Rousseff”.

"La propuesta de 'impeachment' es golpista", asegura Singer

Para él, la gravedad de la situación exige un acuerdo mínimo del PT con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB). “La propuesta deimpeachment, que desgraciadamente está creciendo en la sociedad, es golpista y, si llega a ocurrir, la democracia brasileña va a pagar un precio alto, porque no hay ninguna justificación. Sería un retroceso para la democracia que es, tal vez, la principal conquista de la sociedad brasileña. Además, cuando no hay estabilidad política, los agentes económicos no saben a qué atenerse. Hay que parar este proceso”, concluye.

No hay comentarios: