domingo, 25 de octubre de 2015

El Rey a Cataluña: “Que nadie construya muros con sentimientos”

PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS »

Felipe VI pide a los españoles "alejarse" de "todo lo que pretenda señalar, diferencias o rechazar al otro"


FOTOGALERÍA Las imágenes de la entrega de premios


FERNANDO J. PÉREZ Oviedo


El rey Felipe VI ha lanzado ayer viernes en Oviedo una voz de alarma ante los "muros emocionales" que se están levantando en España, en referencia implícita pero inequívoca al desafío soberanista catalán liderado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas. El Monarca ha dedicado la parte final de su discurso de entrega de los premios Princesa de Asturias a pedir a los españoles a “alejarse” de lo que los "separa" y "debilita". "Apartémonos, especialmente, de todo lo que pretenda señalar, diferenciar o rechazar al otro", ha dicho.

MÁS INFORMACIÓN
Crónica | Encerrona en la Escandalera
Los ‘reyes’ de los premios
Opinión | En el día de los Premios
El Rey: “Los españoles ya no somos rivales los unos de los otros”

El discurso de este viernes —una de las dos alocuciones, junto con la de Nochebuena, que cada año redacta él con su equipo, y no el Gobierno—ha orillado los llamamientos de otras ocasiones a luchar contra el desencanto fruto de la crisis y la corrupción. En su lugar, don Felipe ha dejado traslucir su inquietud por las “fracturas sociales” que pueden derivarse de la carrera independentista catalana.

"Cuando se levantan muros emocionales —o se promueven divisiones— algo muy profundo se quiebra en nosotros mismos, en nuestro propio ser, en nuestros corazones. Que nadie construya muros con los sentimientos", ha clamado el Rey. "Las divisiones nunca hacen grande a un pueblo; solo lo empobrecen y lo aíslan. Evitemos las fracturas sociales que tanto daño hacen a las conciencias de las personas, a los afectos, a la amistad y a las familias, a las relaciones entre los ciudadanos".

Don Felipe ha llamado a los españoles a "reflexionar" y "valorar con sinceridad y honestidad" lo que los españoles han "construido juntos", y ha recordado que "la defensa de la legalidad y de los principios constitucionales es la garantía de los derechos y libertades de todos los ciudadanos". Pese a la preocupación que envuelve esa parte final –la más esperada– de su discurso, el Rey ha animado a seguir "construyendo España", a la que ha calificado de "nación europea con raíces milenarias y vocación universal".

El Rey ha pedido a los españoles que estén "convencidos" y sean "muy conscientes" de que España "seguirá unida en su camino hacia un futuro de mayor concordia y progresos, con la dignidad, el respeto y el orgullo que merece su historia y su memoria".

España seguirá unida en su camino hacia un futuro de mayor concordia y progresos"

El rey Felipe VI

El discurso de Felipe VI ha tenido otros ejes, aparte del catalán. El monarca, a la hora de glosar los méritos del filósofo Emilio Lledó, premio de Comunicación y Humanidades, ha hablado de la "obligación" de "perfeccionar y proteger la educación", algo "esencial", ha dicho, "para consolidar una sociedad libre, segura de sí misma, justa, confiada y, en definitiva, feliz".

Junto a la educación y la instrucción pública, el Monarca ha compartido los deseos de las genetistas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna —premios de Investigación Científica y Técnica— de "más apoyo a la ciencia y, sobre todo, más ayuda para los jóvenes científicos". "Es necesario mejorar siempre los mecanismos de apoyo y financiación a la ciencia".

En la primera parte de su intervención, Don Felipe ha tenido palabras de agradecimiento y homenaje para Asturias, tierra que "nunca ha fallado al conjunto de la Nación española". Esta mención, acogida con un aplauso en pie del auditorio, va más allá de lo protocolario. Este año, el gobierno municipal de Oviedo, formado por un tripartito de PSOE, Podemos e IU, se ha dividido sobre los Premios Princesa de Asturias, que este año cumplen 35 ediciones, el primero con esta denominación.

Protestas

Los concejales de Podemos e IU han planteado la retirada de la subvención de 300.000 euros que la capital asturiana otorga a la Fundación Princesa de Asturias. En la plaza de la Escandalera, junto al teatro Campoamor, donde se entregan los galardones, unas 700 personas protestaban contra la presencia de los Reyes en la ciudad.Varios miles vitoreaban a los premiados y a don Felipe y doña Letizia a su llegada al teatro.

Respecto a los premios, don Felipe ha afirmado que tienen vocación de "ser futuro" y los ha puesto como "modelo que ejemplifica cómo queremos que se fortalezca España, con qué ideales, con qué anhelos, con qué valores".

No hay comentarios: