sábado, 30 de abril de 2016

MENSAJE DESDE EL EXILIO AL PRIMERO DE MAYO


Saludos a todos

A los trabajadores chilenos en general


El Día Internacional de los Trabajadores es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. Así, el primero de mayo se reivindica, en decenas de países, la lucha por los derechos laborales. 

*Por Juan Carlos C. J. 
http://codigodelaluz.blogspot.com

Saludamos en este día 1o. de mayo a toda la clase trabajadora de Chile en el “Día Internacional del Trabajo”. El Primero de Mayo es un día solemne de reflexión, de combate, de crítica y autocrítica de las acciones de lucha de los trabajadores y sus sindicatos.

Algo huele muy mal en Chile desde el inicio de la democracia, el país se ha convertido en corrupto y mediocre. Donde se aceptan ministros incompetentes, políticos desconectados de la realidad social y una prensa liviana sin excelencia. Lejos de transmitir cercanía con la gente, muestran una enorme distancia.

Desde la doctrina del secuestro, única en el mundo, y solamente aceptada en Chile, la creatividad creció mucho y hoy da la sensación de que mezclar los mismos ingredientes se consiguen resultados diferentes. ¿De dónde vienen la compulsión de los millonarios chilenos, por exhibir como actos de virtud moral, de ejemplo patriótico, sus miserias, sus intereses cruzados, sus humanas bajezas?, ¿Por qué además de violar la ley les resulta lógico luego pontificar sobre la ley?, ¿De dónde nace esa ansia loca de ganar millones y tener al mismo tiempo la razón, eso que justamente se pierde después de una determinaba cantidad de millones guardados?

Hoy y como siempre ha sido, el chileno tiene que trabajar para tener un sueldo que permita solventar los gastos mínimos de la familia. En el fondo, da lo mismo quien gobierne o tenga el poder. Hoy día más que nunca es palpable que nuestra democracia es vigilada y lo peor es que los “pilares de nuestra sociedad se están resquebrajando”, por la contaminación y los abusos indiscriminados de los negocios hasta caer en lo ilícito.

Los empresarios no son Dioses, pero tampoco tiene por qué abusar de su condición financiera. Chile no necesita ni a los Buchi ni a los Luksic, para que continúen siendo los dueños de Chile. Chile nos necesita a todos para construir un país posible, sustentable, no depredado por un modelo económico inmoral, pensado e impuesto por uno (Buchi), y del que forma parte el otro (Luksic), que concentra una gran riqueza en sus manos.

Pero la historia no acaba ahí, después de varias décadas de espera (los exprisioneros políticos) y el apogeo de las promesas incumplidas, burocracia exacerbada, los gobiernos en democracia se comprometieron a cumplir para resarcir los daños de la prisión, de la tortura y de los apremios. Sin embargo, hoy tenemos de nuevo una nueva “Huelga de Hambre” en Chile y muchos de los que se sacrifican en esa huelga, son de edad avanzada, pero no han trepidado en volver a poner sus cuerpos como armas contra el sistema de gobierno actual, representado por la mal llamada Nueva Mayoría.

La democracia se ha olvidado del sufrimiento de su gente. La codicia y la ambición han envenenado a esta generación; ha levantado barreras de odio. Nos han empujado hacia la miseria y el olvido.
 Pensamos demasiado y sentimos muy poco. El poder que le quitaron a los ciudadanos, deben reconquistarlo los ciudadanos. Debemos luchar por esa libertad. Luchar por un mundo nuevo, digno, noble y justo que garantice a la gente trabajo, de a la juventud un futuro y a la vejez seguridad.

Los políticos nunca han cumplido sus promesas de campaña. ¡Nos mintieron! Luchemos ahora para derribar las barreras de odio, de engaños y construyamos juntos un Chile libre, con una generación de nuevos políticos, nuevos líderes y nuevas metas y no aceptemos seguir siendo rehenes (ovejas) de un engaño en donde la clase financiera es la única ganadora.

Por lo tanto, al conmemorar este Primero de Mayo, los trabajadores chilenos deben reafirmar su conciencia y sus derechos sindicales (solidarios) para enfrentar y poder derrotar las políticas neoliberales que atenta contra la organización sindical.

¡Viva el Primero de Mayo!

¡Viva Chile!

Muchas gracias.

(*) Del Editor jefe, Paladines –Edición Global.

No hay comentarios: