miércoles, 3 de agosto de 2016

Esposa del secretario general de RN recibió sueldo de hasta $4,6 millones cuando trabajó en Gendarmería durante Gobierno de Piñera

Su remuneración aumentó por la asignación de función crítica

Carolina Pereira fue funcionaria de planta de la institución entre agosto de 2011 y agosto de 2014. Ingresó inmediatamente a la jefatura del departamento de Reinserción Social y su sueldo en 2013 superó los cuatro millones de pesos. Su esposo, Mario Desbordes, cuenta con una amplia red de vínculos políticos desde la década de los 90, pero señala que “ella no necesita al marido para encontrar trabajo”.

por MARÍA JOSÉ NAVARRETE


Mario Desbordes desde joven ha sido cercano al mundo uniformado. Según la información de su página, en 1987 ingresó a la Escuela de Carabineros de Chile y se graduó de allí como subteniente de orden y seguridad. En 1994 renunció a la institución –con el grado de teniente– para incorporarse a Gendarmería. Su labor en ese lugar pasó desde los penales de Colina I y II hasta llegar a la jefatura del departamento laboral.

Renunció a Gendarmería en el año 2000, al entrar a Renovación Nacional. Según consta en una investigación hecha por Ciper, Desbordes vivía en Buin y allí fue presidente local del partido. Más tarde, con apoyo de Lily Pérez y Carlos Larraín, consiguió ser presidente regional de RN. En 2008 postuló a la alcaldía de Lo Prado, pero perdió contra Gonzalo Navarrete (PPD).

En el mismo distrito –que agrupaba a las comunas de Cerro Navia, Lo Prado y Quinta Normal– estaba Luis Plaza, el actual alcalde de Cerro Navia que está formalizado en el Caso Basura por corrupción, cohecho, fraude al fisco, soborno y malversación de caudales públicos. Hasta julio de 2009 trabajó como jefe de gabinete de Plaza,luego de la abierta disputa con Nicolás Monckeberg.

Pero Desbordes no salió perdiendo. Sebastián Piñera lo acogió e integró al “equipo de avanzada” de su campaña presidencial y este lo acompañó como jefe territorial y animador en los escenarios que promocionaron su candidatura.

Cuando Piñera asumió como presidente, en 2010, Mario Desbordes ocupó el cargo de Subsecretario de Investigaciones en el Ministerio de Defensa. Terminó su gestión el 23 de diciembre, y al día siguienteasumió como secretario general de Renovación Nacional.

El año 2011 –indicó La Tercera– su esposa entró a trabajar como funcionaria de planta a Gendarmería. El 8 de agosto de 2011, Carolina Pereira llegó a ser jefa del departamento de Reinserción Social de Gendarmería con una remuneración líquida de $1.332.801 y grado en la Escala Única de Sueldo (EUS) 5.

La ingeniera comercial al mes siguiente percibió la asignación de función crítica –al igual que todos los otros jefes de departamento–, entregada por el Director Nacional de ese momento, Luis Antonio Masferrer Farías (RN). Su renta líquida en septiembre aumentó a $3.317.582. En noviembre pasó a tener contrato indefinido y subió un grado EUS.

La asignación de función crítica, según Contraloría, es entregada a “personal de planta y a contrata, pertenecientes o asimilados a las plantas de directivos, profesionales y fiscalizadores, de los órganos y servicios públicos”. Sin embargo, hace unas semanas el Gobierno intervino a Gendarmería a través de una auditoría e investigación interna, luego del escándalo de las pensiones y los aumentos de sueldo. Uno de los puntos en que se puso énfasis en la resolución fue “sobre las facultades del director de disponer el pago de funciones críticas al personal”, establecía el documento.

La remuneración de Pereira se mantuvo constante sin mayores alzas. El monto más alto lo registró en febrero de 2013, mes en que recibió $5,7 millones brutos ($4,6 millones líquidos).

La asignación de función crítica, según Contraloría, es entregada a “personal de planta y a contrata, pertenecientes o asimilados a las plantas de directivos, profesionales y fiscalizadores, de los órganos y servicios públicos”. Sin embargo, hace unas semanas el Gobierno intervino a Gendarmería a través de una auditoría e investigación interna, luego del escándalo de las pensiones y los aumentos de sueldo. Uno de los puntos en que se puso énfasis en la resolución fue “sobre las facultades del director de disponer el pago de funciones críticas al personal”, establecía el documento.

Mientras tanto, Mario Desbordes en 2013 volvió a perder en las urnas, esta vez como candidato a diputado por las comunas de El Bosque, La Cisterna y San Ramón. Ganaron las elecciones Tucapel Jiménez (PPD) y Daniel Melo (PS).

Su esposa, Carolina Pereira, renunció voluntariamente a la institución en agosto de 2014, luego de que en marzo asumiera Michelle Bachelet.

Con posterioridad al escándalo del jubilazo de la ex esposa de Osvaldo Andrade, Desbordes salió a defenderlo, argumentando que “ella (Myriam Olate) es grandota, mayor de edad, si tramitó su pensión y si la ajustó a un mes que justo tenía 20 bonos, eso no tiene nada que ver con Osvaldo Andrade, no lo hicieron (Gendarmería) por Osvaldo Andrade”, señaló en Radio Bío Bío.

Sobre la labor de su esposa en Gendarmería, Mario Desbordes argumenta que ella ya había trabajado en el departamento: “Mi señora es profesional, ella es ingeniero comercial, MBA, trabajó en ese mismo lugar en los gobiernos de Frei y Lagos. Después se fue al mundo privado y en nuestro Gobierno (de Sebastián Piñera) le pidieron que se hiciera cargo del departamento. No la llamaron porque había que buscarle pega, conocía el área al revés y al derecho, no necesita al marido para encontrar trabajo”.

Desbordes además aclara que ella “tenía la misma renta que todos los demás jefes de departamento de Gendarmería, una renta estándar establecida por la ley, no es que tuviera asignaciones especiales o le pagaran algo distinto”. Afirma que en la época de la Concertación postuló, a través del departamento de personal, pero que en el gobierno de RN fue un cargo de confianza por sus conocimientos técnicos en el rubro.

No hay comentarios: