lunes, 8 de agosto de 2016

"Prefiero morir antes que regresar a Cuba"

Un grupo de cubanos en una chavola en Turbo, en Antioquía (Colombia). RAÚL ARBOLEDAAFP

COLOMBIA

Miles de cubanos permanecen en Colombia tras cerrar Panamá su frontera añadiendo un nuevo obstáculo en su largo viaje hasta Estados Unidos

Balseros de a pie camino de 'El dorado'

Por SALUD HERNÁNDEZ-MORA - Bogotá @saludhernandezm


El éxodo de cubanos que pretenden llegar a Estados Unidos, ha generado unacrisis migratoria en Colombia de difícil salida. Aunque pueda parecer una ruta demencial de 9.000 kilómetros, si pensamos que tienen las costas de Florida a sólo 60 millas, son miles los que optan por atravesar ocho países y tardar hasta seis meses para lograr su objetivo.

Llevaban desde 2015 volando a Ecuador, único país latinoamericano que no les exige visado, y recorriendo por tierra del resto de la ruta hasta México, guiados por coyotes. Pero el número de emigrantes, que incluye personas de otras nacionalidades como haitianos y pakistaníes, ha ido creciendo y los países que atraviesan han decidido levantar barreras para frenarles el paso. La de Panamáha sido el último. Ha cerrado su frontera con Colombia y ha dejado atascados a miles de emigrantes en Turbo, la población a la que arribaban antes de cruzar Centroamérica.

La mayoría aguarda en la población costera del departamento de Antioquia, al oeste de Colombia, en espera de que les permitan continuar su viaje. El Gobierno colombiano ha ordenado su deportación, y 323 de ellos ya notificaron que aceptan que les devuelvan a la isla caribeña. La mayoría, sin embargo, prefiere arriesgarse a internarse en el Darién, el territorio selvático que separa Colombia de Panamá, y perseguir el sueño norteamericano. "Prefiero morir antes que regresar a Cuba", repiten como un mantra.

La alternativa de solicitar refugio, ofrecida por las autoridades colombianas, no tiene partidarios. El fin de los emigrantes no es buscar quedarse en Suramérica sino instalarse en el coloso del Norte.

Es la primera vez que Colombia, que tiene cerca de cuatro millones de nacionales residiendo en el extranjero, la mayoría irregulares, afronta una situación parecida a la que sufren sus propios nacionales. Por un lado,comprenden el drama humanitario, máxime porque la mayoría de cubanos vive hacinada en Turbo en condiciones lamentables, pero, por otro, el Gobierno manifiesta que no puede incumplir las normas internacionales. De ahí que su intención sea que la mayoría acepte la deportación voluntaria. Unos pocos ya han partido a bordo de aviones militares.

La razón de que se disparara la emigración cubana no es otra querestablecimiento de relaciones diplomáticas de su país con Estados Unidos, en diciembre del 2014. Temen que modifiquen la Ley de ajuste que otorga asilo a todos los cubanos que pongan un pie en Estados Unidos. En 2011 se fueron8.000 y, en lo que va de año, ya son 44.000.

En los próximos días y semanas las autoridades colombianas confían ensolucionar la crisis, algo que no será fácil puesto que el flujo de emigrantes no se detiene.

No hay comentarios: