miércoles, 22 de febrero de 2017

El constructor que se negó a levantar el muro de Donald Trump

Muro fronterizo con México a la altura de la localidad de Tecate. GUILLERMO ARIASAFP

Jorge Pérez, un argentino amigo del presidente de EEUU, rechaza su oferta por considerarlo "inmoral"

Trump ordena contratar a 15.000 nuevos agentes migratorios y acelerar las deportaciones

Donald Trump: "Tenemos que mantener nuestro país seguro"

Por CAROLINA MARTÍN - Nueva York


La planificación, el diseño y la construcción del muro con México, una de las promesas estrella del presidente de Estados Unidos, empezará "inmediatamente", según el memorándum hecho público por el Departamento de Seguridad Nacional este martes.

Algunos bocetos, sin embargo, parecen haber circulado desde el pasado mes de diciembre. A medidos de ese mes, el constructor americano-argentino Jorge Pérezrecibió un email de su amigo y ex socio Donald Trump con una fotografía y un mensaje: "¿Algún interés en construir un muro de 2.000 millas y de nueve metros de altura entre EE.UU y México? Llámame".

El empresario, consejero delegado de la empresa Related Group, le respondió que ese muro "era inmoral y que no lograría los objetivos que perseguía con él", según recogen la CNN y el diario The Wall Street Journal. Ambos medios tuvieron acceso al email y la imagen, en la que se podían apreciar dos muros, -uno principal y otro secundario-, con una carretera de seguridad en medio.

"Me opongo completamente al muro porque es un error y no va a funcionar de ninguna manera. Es un insulto a todos los hispanos y, quizá, a todos los inmigrantes", decía a las cámaras de la cadena de televisión. Pérez, hijo de cubanos exiliados y nacido en Argentina, vino a Estados Unidos para estudiar en la universidad y empezó a construir su imperio inmobiliario en Nueva York en los años 70.

Su relación más cercana con el presidente Trump comenzó una década atráscuando desarrolló la torre Trump Hollywood, de 41 plantas y con 200 apartamentos, en Florida; cerca de Miami, donde tiene fijada su residencia Pérez. En los años 80 el negocio del magnate giraba en torno a la construcción de viviendas asequibles en ese Estado.

Desde la Casa Blanca señalaron a la CNN que no están al tanto de esa supuesta conversación entre el presidente y Pérez. Sin embargo, reconocieron que Trump ha estado viendo algunos planos y bocetos del muro con sus asesores. Esté tendrá que ser construido con "materiales originados en EEUU hasta el máximo que permita la ley", apunta el manual de Seguridad Nacional.

Además del argumento de la inmoralidad, Pérez reconoce que participar en ese proyecto sería un lastre para sus negocios en México. "Creo que mis socios mexicanos me liquidarían si de alguna forma me involucrase en el muro", decía a la CNN. El pasado mes de febrero, Related Group puso en marcha la primera fase de un hotel de lujo en Zihuatanejo y otro en Cancún.

Otro de los amigos al que el presidente ha consultado sobre cómo levantar el muro es Richard LeFrak. Miembro del club privado Mar-a-Lago, que Trump ha convertido en la Casa Blanca de invierno, el empresario estuvo el pasado fin de semana hablando con Trump.

Según informa el diario The New York Times, los dos multimillonarios hablaron del muro y el precio que el Departamento de Seguridad Nacional había cotizado para levantarlo: 20.000 millones de dólares. "Me dijo, '¿considerarías hacerlo?' Y sugirió que el precio que estaban dando los medios le parecía absurdamente elevado", explicó al periódico, dando a entender que no está interesado en ese trabajo.

"No reaccione en una u otra dirección porque no conozco los datos", subrayó el empresario, que instó a Trump a tratar la cuestión con el departamento de Seguridad Nacional. La fortuna estimada de LeFrak, de 71 años, es de 6.500 millones de dólares, según el ránking de la revista Forbes.

No hay comentarios: